2,5 millones de euros en ayudas para apoyar la actividad científica de nueve instituciones en La Palma

Recibirán las subvenciones PLOCAN, el IAC, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad de La Laguna, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, el Gran Telescopio de Canarias, el Instituto Volcanológico de Canarias, el CSIC y el ISCIII.

Fuente: I Love The World

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la concesión directa de cerca de 2,5 millones de euros en subvenciones a investigaciones relacionadas con la erupción volcánica de la isla de La Palma. Las entidades que recibirán estas ayudas son la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad de La Laguna, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), el Gran Telescopio de Canarias, el Instituto Volcanológico de Canarias, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Salud Carlos IIII (ISCIII).

En concreto, el Gobierno destina 465.000 euros a PLOCAN para la monitorización ambiental del medio marino mediante vehículos y plataformas de observación instrumentales automatizadas. El IAC recibe 8.334 euros para la limpieza de instalaciones y equipos y la compra de equipamiento de prevención; mientras que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria recibe 200.000 euros para la monitorización, evaluación y seguimiento multidisciplinar de la erupción volcánica.

Asimismo, el Gobierno dedica 200.000 euros a la Universidad de La Laguna para la monitorización del volcán y sus efectos sobre la población y el territorio; 90.000 euros, a los estudios del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias sobre las consecuencias de la erupción sobre los cultivos de plátanos; y cerca de 27.700 euros, para reforzar la seguridad del Gran Telescopio de Canarias.

Por su parte, INVOLCÁN obtiene 604.000 euros para el fortalecimiento de las actividades de I+D+I orientadas a reducir el riesgo volcánico en La Palma; el CSIC recibe 820.400 euros para las actuaciones científicas en La Palma relacionadas con el volcán; y el ISCIII, 150.000 euros para la evaluación de la calidad del aire tras la erupción volcánica.

Estas ayudas suponen una inversión adicional del Ministerio de Ciencia e Innovación para la compra de material y otros costes relacionados con los proyectos de investigación en torno a la erupción volcánica en La Palma, a los que hay que sumar los costes de personal del personal científico y técnico del sistema público que participan en estos proyectos. Está previsto que cerca del 70% de estas ayudas se destine a proyectos que se implementarán en los próximos meses, ya sea para avanzar con las labores de seguimiento científico sobre el terreno o para estudios biológicos y geológicos orientados a conocer el impacto de la erupción y avanzar en la reconstrucción de la zona.

Real Decreto-ley de medidas urgentes para los afectados en La Palma

El Gobierno concede estas ayudas en virtud del Real Decreto-Ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 5 de octubre, por el que se adoptan medidas urgentes de apoyo a los afectados para la reparación de los daños ocasionados por el volcán y para la reconstrucción económica y social de la isla.

Este Real Decreto-ley abre la posibilidad de que el Ministerio de Ciencia e Innovación tome las decisiones necesarias para llevar a cabo las actividades de investigación relacionadas con las erupciones volcánicas, sus riesgos y consecuencias sobre la población, el medio ambiente y la biodiversidad, la geomorfología de los terrenos afectados y la salud pública, desde un punto de vista estrictamente científico.

Para ello, se permite al Ministerio conceder ayudas a entidades y organismos, tanto públicos como privados, para la realización de actuaciones de I+D+I en este ámbito; a suscribir convenios u otros instrumentos de colaboración y cooperación con las Administraciones públicas más cercanas geográficamente al lugar de la erupción y a promover cuantas actuaciones sean precisas para garantizar la continuidad de la actividad científica, técnica e investigadora desarrollada por las administraciones públicas y entidades vinculadas.

El Real Decreto-Ley contempla, asimismo, que, para dar cobertura presupuestaria a los costes adicionales derivados de estas investigaciones, se puedan efectuar las oportunas modificaciones presupuestarias que resulten precisas.

Actividad científica en La Palma

Desde que el volcán de la isla de La Palma inició su proceso eruptivo, la investigación científico y técnica ha desempeñado un destacado papel para aportar conocimiento sobre esta crisis. La ciencia, a través de sus muchas disciplinas, ha colaborado en la prevención y toma de decisiones para combatir los efectos producidos por el volcán.

En esta situación han tenido un destacado papel instituciones como el CSIC, organismo adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, que está realizando investigaciones en el campo de la volcanología y la biodiversidad en La Palma, así como seguimiento de la llegada de la lava al mar desde el Instituto Español de Oceanografía y estudios geológicos in situ a través del Instituto Geológico y Minero de España.

Otro de los Organismos Públicos de Investigación con un destacado papel en La Palma es el Instituto de Salud Carlos III, que presta su apoyo a la red local de detección de calidad del aire a través de su Centro Nacional de Salud Ambiental (CNSA).

Asimismo, PLOCAN, consorcio público creado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Gobierno de Canarias, está desarrollando estudios de observación de la zona marítima afectada. También se encarga de la creación de infraestructuras de seguimiento ambiental en el medio marino y de la recuperación y desarrollo de actividades tradicionales y emergentes.

La Universidad de La Laguna desarrolla actividades de monitorización de la erupción de La Palma y estudios de sus efectos medioambientales y socioeconómicos a corto y medio plazo; mientras que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria elabora investigaciones multidisciplinares de apoyo a las autoridades y de impacto sobre el medio terrestre, marino y atmosférico.

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias ha centrado sus actuaciones en el conocimiento y evaluación de los efectos del volcán sobre los cultivos del plátano; e INVOLCAN contribuye al avance del conocimiento científico sobre volcanología y sobre la reducción de riesgos a través de sus estudios sobre geofísica, geoquímica o sismología.

Por otra parte, las instalaciones del Gran Telescopio de Canarias y del IAC en Breña Baja y en el Observatorio del Roque de los Muchachos se han visto afectadas significativamente por la erupción del volcán, obligando a suspender operaciones. Las cenizas volcánicas, los gases tóxicos y los movimientos sísmicos están suponiendo un potencial riesgo para los telescopios, que está obligando a suspender algunas operaciones.