8 ESCRITORAS CANARIAS PARA EL 8M

Una pieza documental de Beatriz Gómez donde se ahonda en la mirada femenina de la literatura.

Este 8 de marzo tenemos una cita ineludible con la cultura, la literatura y la lucha por los derechos de la mujer en el municipio de Breña Baja. Las antiguas Salinas de los Cancajos acogen en primicia la pieza documental que lleva por título 8 escritoras canarias para el 8M,
una obra audiovisual gestada por la también escritora y artista Beatriz Gómez. Este evento esta organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Breña Baja y se llevará a cabo a las 19.30 h. Proyecto que cuenta con la intervención de 8 insignes escritoras canarias: Elsa López, Rosario Valcárcel, Lucía Rosa González, Inmaculada Hernández Ortega, Belén Lorenzo, Lucy Gómez, Ana Hernández de Dolara y Sandra Lorenzo. Un documental en el que se explora la situación actual de las escritoras tanto en la isla de La Palma como en el resto del
archipiélago. Una retrospectiva que no solo se ciñe a la literatura.


En este trabajo se profundiza en la reflexión para intentar dar con las claves en las que se pueda lograr una sociedad igualitaria en todos los sentidos, pero poniendo el acento en la educación. Una de las principales claves para potenciar la cultura, tanto en femenino como
en masculino, sin ningún eufemismo que la encorsete, solo buscando la igualdad real y efectiva. Para la elaboración de esta pieza se ha contado con ocho escritoras luchadoras, inasequibles al desaliento, porque la escritura es un oficio difícil, una labor pedagógica necesaria a la que han dedicado un gran esfuerzo. Gracias a ellas, a través de este documental tendremos el testimonio de una época que trascenderá como la era del cambio real con un 8M transversal que aglutina todos los puntos de vista.


Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Alfonsina Storni, Carmen Laforet, Mercedes Pinto y otras escritoras más contemporáneas como Almudena Grandes abrieron el camino, un camino que las nuevas generaciones tendrán que seguir para que en el futuro no tenga que
haber un día de la mujer porque la desigualdad no existirá. La mujer no se sentirá violentada ni agredida por ser mujer, un camino para el que todavía queda mucho recorrido, por ello nos reunimos una vez más este 8 de marzo para poner en el foco los problemas de la mujer que deberían discutirse todos los días del año.