Adfilpa : “Igualdad real” en la Luchada Institucional del Día de las Mujeres 

En un contexto donde se aboga por el apoyo a eventos que fomenten la inclusión y la participación de todos los sectores de la sociedad, es fundamental abordar la temática de la igualdad real con la seriedad y la sensibilidad que merece.

 

En un contexto donde se aboga por el apoyo a eventos que fomenten la inclusión y la  participación de todos los sectores de la sociedad, es fundamental abordar la temática de la  igualdad real con la seriedad y la sensibilidad que merece. 

Lamentablemente, debemos hacer énfasis en una realidad que quizás no sea del conocimiento  público: el colectivo de personas con discapacidad física expresó su descontento respecto a la  elección del centro deportivo para la celebración del Torneo Disa del Gobierno de Canarias en  julio del año pasado. En aquella ocasión, se prometió que las instalaciones cumplirían con las  medidas de accesibilidad para la próxima vez que se utilizaran en un evento de esta magnitud.  Sin embargo, aunque se han iniciado las obras, hasta el día de hoy no podemos hablar de  accesibilidad plena en dicho centro. 

La cruda realidad es que, una vez más, nos encontramos frente a una situación en la que las  promesas de igualdad real quedan en el olvido. Las personas con discapacidad física se enfrentan  a obstáculos significativos para acceder al evento, teniendo que sortear una serie de dificultades  que van desde la falta de accesibilidad en las instalaciones hasta la ausencia de servicios básicos  como baños adaptados. 

Es importante destacar que nuestra asociación no busca generar confrontación, sino  simplemente recordar que cuando se habla de igualdad, esta debe ser para todos, sin excepción.  Instamos a que se hable con respeto y consideración hacia todos los colectivos, evitando  cualquier forma de discriminación. 

En este sentido, hacemos un llamado a las autoridades pertinentes y a los organizadores de  eventos a tomar medidas concretas para garantizar la plena accesibilidad y participación de las  personas con discapacidad en todas las actividades que se lleven a cabo. Solo así podremos  avanzar hacia una sociedad verdaderamente inclusiva y justa para todos sus ciudadanos.