Agricultura pone en marcha el Aula del Queso Palmero con una treintena de participantes

Una treintena de personas ha iniciado el Plan de Formación Aula del Queso Palmero que organiza la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma, con la financiación del Gobierno de Canarias, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, con la colaboración de ADER La Palma

José Adrián Hernández Montoya, consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma

El vicepresidente del Cabildo y consejero del sector primario insular,
José Adrián Hernández Montoya, dio la bienvenida a los participantes en
la primera sesión telemática de este curso de carácter semipresencial y
que representa la segunda propuesta formativa que lanzada el Aula
Agraria que ha puesto en marcha este año la Consejería insular de
Agricultura, Ganadería y Pesca.

“Apostamos por la formación para continuar creciendo en un sector de
gran relevancia para la isla de La Palma como es el quesero. Un producto
de gran prestigio tanto dentro como fuera de La Palma, que tendrá en el
Aula del Queso Palmero un espacio formativo no solo para los productores
de quesos, ganaderos y técnicos del sector, sino también para futuros
queseros y consumidores que quieran conocer los factores que afectan en
la elaboración y producción del queso palmero”, indicó Hernández
Montoya.

El objetivo del Aula del Queso Palmero es ofrecer conocimientos sobre la
legislación alimentaria, la elaboración del queso palmero, así como los
procesos y condiciones que afectan a su producción y elaboración. Una
formación accesible que combina el saber tradicional y los nuevos
conocimientos técnicos, tecnológicos y de investigación.

Un total de seis módulos componen el programa formativo, que arranca
tratando la aplicación de procedimientos de flexibilidad en la normativa
higiénico sanitaria en queserías de campo y artesanas. El segundo módulo
estará dedicado a la fecha de duración mínima, caducidad y vida útil; el
tercero a la nueva normativa de etiquetado en quesos; el cuarto a la
tecnología quesera artesanal; el quinto al afinado y defecto del queso,
y sexto la implantación de la guía europea de prácticas correctas de
higiene para la elaboración del queso artesano.