Agricultura sienta las bases para el despegue del cultivo del olivo y la producción de aceite en La Palma

63

El vicepresidente del Cabildo de La Palma y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Adrián Hernández Montoya, apuesta por el cultivo del olivo en la isla y para ello ha reunido a un grupo de agricultores que poseen plantaciones de este árbol con la finalidad de impulsar un subsector que ha ido creciendo poco a poco en los últimos años y que representa una oportunidad para el campo palmero a través de la producción de aceite.

Hernández Montoya agradeció la importante respuesta de los productores de aceituna en La Palma a la convocatoria celebrada en la Central Hortofrutícola, en la que se sentaron las bases para empezar a caminar hacia la creación de una asociación destinada a la unificación del subsector.

El consejero se comprometió a cooperar en esta materia, a través de los servicios técnicos de la Consejería, para presentar en el próximo encuentro un borrador de los estatutos de la futura asociación para impulsar su constitución, siempre que así lo decidan los participantes.

José Adrián Hernández indicó que no solo se trata de un paso necesario para que el Cabildo pueda colaborar con los productores de oliva en la Isla, sino que se mostró convencido que desde una entidad que agrupe a los cosecheros se podrá avanzar con firmeza en este subsector.

En este sentido, se acordó convocar un próximo encuentro en un breve espacio de tiempo, al que invitaron a participar a todas las personas que cultiven olivos en La Palma y que quieran integrarse en este nuevo colectivo. Para ello, los interesados se pueden poner en contacto con las agencias de extensión agraria o directamente con las oficinas de la Consejería de Agricultura en la sede del Cabildo de La Palma.

José Adrián Hernández expresó también durante el encuentro la voluntad del área de Agricultura del Cabildo de respaldar la adquisición de una almazara para la producción de aceite en la isla de forma colectiva, convencido del potencial que tiene este producto en La Palma. “Podemos tener un producto interesante, de calidad y que pueda generar actividad económica”, agregó.

El consejero destacó que se trata de un cultivo que se adapta a las condiciones de la isla de La Palma, que requiere de poca agua, un hecho de notable interés en el contexto de sequía en que nos encontramos, y de alta resistencia a la acción del viento.