Andrés Acosta viste a Pedroche en la Milán Fashion Week

53

El pasado 22 de septiembre, en el marco de la Milan Fashion Week y celebrada en el espectacular entorno del Teatro alla Scala, tuvo lugar la gala de los Green Carpet Fashion Awards, la gran celebración de la sostenibilidad que refleja el compromiso de las empresas de moda del sector del lujo. Los premios de este año, fundados por la Camera Nazionale della Moda Italiana y la fundación Eco-Age, reflexionan sobre el compromiso de las casas de moda hacia la sostenibilidad, fomentando cambios rápidos y eficaces a la hora de preservar el patrimonio y autenticidad de de los pequeños productores. Algunos de los invitados a los que han dado la bienvenida el Presidente de la Camera, Carlo Capasa o la fundadora de EcoAge, Livia Firth han sido a Anna Wintour, Valentino Garavani, Sofía Loren, Stella McCartney o Jon Kortajarena entre otros.

El vestido lucido por Cristina Pedroche es un primer avance de la próxima colección del diseñador canario Andrés Acosta que llevará por nombre -ΛWΛRΛ- una nueva propuesta que presentará en la isla de La Palma (su isla natal) el próximo sábado 28 de septiembre. Realizado en crepe satin de seda natural y georgette de seda producido por la prestigiosa casa italiana Taroni y certificado GOTS (Global Organic Textile Standard), el uso de seda orgánica contribuye a la preservación de los suelos y de las aguas evitando el uso de pesticidas y químicos tóxicos. Para lo confección global del vestido se utilizó también hilo orgánico certificado GOTS. Además, para el forro interior del vestido se reutilizó seda natural procedente de su colección anterior. Para los bordados -realizados por el propio diseñador de manera artesanal y de diseño geométrico- se han utilizado Swarovski Lead-Free Advanced Crystals, completando su estructura con excedente de pedrería procedente de colecciones anteriores.
En cuanto a la inspiración, se trata de un tributo a la herencia de los awara -población aborigen de la isla de La Palma y que inspira en esta ocasión al diseñador, que hila una idílica historia que se enriquece con toda la fuerza de la naturaleza y una vez más, con el cielo y sus estrellas, presentes en su imaginario desde el comienzo de su carrera. El cielo de la Palma está protegido por leyes que controlan la contaminación lumínica con el fin de preservar la actividad científica que se desarrolla en el Observatorio Astrofísico de El Roque de Los Muchachos y con el fin de preservar el hábitat de cientos de especies animales y vegetales. Además, Andrés ha sido recientemente nombrado como embajador de la plataforma Isla Bonita Moda en La Palma, un programa que persigue promover e impulsar la actividad creativa y textil en la isla.

No es la primera ocasión que el creador viste a Cristina Pedroche, su aparición más mediática fue la ocurrida durante última gala de Año Nuevo y en la que Cristina ya lució para las campanadas de las Islas Canarias un vestido de corte sirena en color verde esmeralda, realizado en muselina de seda natural y bordado a mano. Aunque esta es la primera vez que un diseñador español es invitado a participar en la gala de los #GCFA, no es la primera ocasión que el diseñador participa en el #GreenCarpetChallenge de la fundación Eco-Age. Durante la edición del Festival Internacional de Cine de Cannes en 2018, el diseñador ya creó un vestido
íntegramente sostenible para la supermodelo de origen checo Petra Nemcova y, desde entonces, colaboran activamente y la fundación guía sus pasos en un nuevo concepto que el propio diseñador denomina Conscious Couture, con el firme propósito de alinear su visión hacia una producción cada vez más sostenible. Un vehículo que promueve un cambio en positivo dentro del sector textil y que le orienta no solo a la hora de producir sino también a la hora de comunicarse con su público. Un compromiso con el planeta y la vida que este soporta que en esta ocasión ha querido homenajear en su lugar de origen en un claro intento de promover la protección y el cuidado de lo que él mismo considera un paraíso sin igual.

En cuanto a los complementos del look, Cristina luce pendientes de oro ético y diamantes de Chopard, las sandalias pertenecen a la colección permanente y el bolso repleto de cristales de Swarovski Lead Free son de Stuart Weitzman, ambos Made In Spain.

El maquillaje de Cristina ha sido realizado con sus propios productos veganos para Inglot.

www.eltime.es