Apoyo de las RUP y compromiso de la Comisión para el máximo de ayudas en la recuperación de La Palma

En Canarias se da un extra catastrófico por la erupción volcánica, que cumple hoy dos meses, y, que ha destruido más de mil hectáreas de terreno y arrasado 2.600 edificaciones, tanto viviendas como otras estructuras.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, intervino esta mañana, viernes 19 de noviembre, de forma telemática y desde La Palma, en la sesión asociativa y la clausura de la XXVI Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP), que se celebra -bajo la presidencia de la Región Autónoma de Azores- en la ciudad de Punta Delgada, en la isla de San Miguel.

 

Ante los medios de comunicación, el presidente se refirió a su intervención en la Conferencia y subrayó el apoyo unánime que ha recibido de todos los presidentes de las RUP para exigir ante la Unión Europea (UE) los máximos recursos para la reconstrucción de la isla de La Palma a través de los fondos de solidaridad, un extremo que también fue apoyado en su intervención por la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira. La comisaria expuso en alocución que “quisiera asegurar al presidente Torres y al pueblo de La Palma que haremos cuanto esté en nuestra mano para ayudarles. Movilizaremos todos los mecanismos de apoyo posibles para hacer frente a las consecuencias de la catástrofe. Además, podemos ayudar en la preparación de la solicitud para movilizar el Fondo de Solidaridad, y estamos estudiando las posibilidades de apoyo en el marco del Posei y del Fondo de Desarrollo Rural”, detalló Ferreira.

La necesidad de ese apoyo además se traslada en la Declaración Final aprobada en la Conferencia. Según remarcó Torres, esta apoyo es muy relevante para obtener los máximos fondos desde la UE ante el volcán más grave de los últimos siglos en Europa. Aunque los cálculos actuales, que son provisionales, apuntan a unos daños de entre los 550 y los 700 millones de euros, el presidente recuerda que la emergencia continúa y que seguramente serán más elevados, aunque con esas cifras ya se superan los 440 millones que exige la UE (el 1% del PIB canario) para poder acceder a esas partidas de solidaridad. “Recibiremos, por tanto, un porcentaje de los 500 millones anuales que tiene la UE para emergencias e iremos con el aval de todas las RUP para que la cifra final sea lo más alta posible”, indicó.

Durante su intervención en la Conferencia, el presidente de Canarias también abogó por una nueva estrategia para las RUP y por una mayor flexibilización de las reglas para que estas comunidades puedan ejecutar los fondos de recuperación de la UE por la pandemia (Next Generation). Torres recordó que, a los dos días de la erupción, ya le vaticinó a la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, que los daños por el volcán superarían los 440 millones.

Según recalcó la integrante de la Comisión Europea, está siguiendo “con horror” el avance de la lava y la devastación, y es consciente de que se producirán nuevos daños diariamente. Por eso, pone a disposición de Canarias los servicios de su área en la Comisión Europea para que, si fuera necesario, ayuden en el proceso de solicitud de apoyo con cargo al Fondo de Solidaridad. Además, dijo que analizan la modificación urgente del Posei, en la línea de lo pedido por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Planas, y del Gobierno autonómico canario.

En busca de una recuperación económica más acelerada

En la Conferencia, el presidente de Canarias aludió al difícil escenario que sigue enfrentándose la comunidad internacional y, en especial, las regiones remotas y aisladas como las RUP. Aunque se congratula de la por ahora recuperación económica tras los estragos de la pandemia, lamenta que no sea lo rápida que sería deseable y que se vea amenazada por rebrotes del virus en varias partes de Europa y el mundo. Además, factores como el aumento de las materias primas y de los costes energéticos o los fletes marítimos amenazan también ese cambio de tendencia.

No obstante, puso especial énfasis que en Canarias se da un extra catastrófico por dicha erupción volcánica (que cumple hoy dos meses), que ha destruido más de mil hectáreas de terreno y arrasado 2.600 edificaciones, tanto viviendas como otras estructuras. Torres agradeció las muestras de solidaridad de las instituciones europeas, el resto de RUP y los esfuerzos desplegados por el Gobierno de España “para proporcionar una respuesta a las necesidades acuciantes que se están planteando para La Palma”, no solo en ámbito social y habitacional, sino también en el sector primario, fundamental para la economía de la isla.

El jefe del Ejecutivo canario se refirió también a la necesaria renovación de la Estrategia Europea para las RUP, que, a su juicio y entre otras cuestiones, debe ofrecer “una respuesta coherente y ambiciosa, mediante la aplicación exhaustiva del artículo 349 del Tratado, manteniendo el enfoque a medida propugnado por la Comunicación de 2017”. Asimismo, aboga por ofrecer un marco flexible para que se puedan ejecutar los fondos extraordinarios de recuperación (Next Generation). En su opinión, la crisis de la COVID-19 ha demostrado que es posible aplicar “respuestas rápidas y excepcionales cuando es preciso, sin afectar a la integridad y coherencia del ordenamiento jurídico de la Unión, por ejemplo, en materia de ayudas de Estado o gestión de fondos”.

Para Torres, se requiere una “auténtica transformación estructural, económica y social de nuestras regiones para acompañarnos en la transformación verde y digital, pero teniendo en cuenta que lo que es posible en el continente europeo, tal vez no lo sea en la ultraperiferia”. También se debe mantener “el enfoque tradicional de compensación de nuestras limitaciones permanentes y un marco europeo adecuado de ayudas estatales e instrumentos fiscales, fundamentales para relanzar la competitividad de nuestras empresas y fomentar la creación de empleo en nuestras regiones”.

El presidente pidió, asimismo, corregir “algunas omisiones en políticas esenciales para el desarrollo integral de las RUP, como la educación, la formación y las acciones sociales. Las RUP necesitan con urgencia una nueva orientación de la estrategia que incluya una dimensión social reforzada con medidas específicas que desarrollen el pilar europeo de derechos sociales en nuestras regiones para poder hacer frente al contexto actual”.

En el caso de Canarias, Torres considera que estos cambios deben propiciar “una economía más inteligente y diversificada que se apoye en el turismo como sector tractor, pero que apueste también por el desarrollo y la modernización del sector industrial y del primario, así como por otros nichos de actividad de alto valor añadido, logrando una economía con independencia estratégica pero plenamente integrada en la economía mundial”. Además, cree fundamental que se dé “una respuesta adecuada a la realidad absolutamente singular de la ultraperiferia en la UE, profundizando su estatuto específico y proporcionando repuestas concretas”. Unos cambios que, en definitiva, deben asentarse en “la urgencia, ambición, imaginación y flexibilidad”.

En su opinión, y tras una crisis sanitaria y económica y social sin precedentes, y con un fenómeno adverso en Canarias como una erupción, “que nos devasta, debemos aplicar reglas diferentes para obtener resultados distintos”.

Apoyo unánime a que Canarias acoja una futura Agencia Europea de Turismo

Torres se muestra muy satisfecho por el apoyo unánime de la Conferencia a la candidatura propuesta por el Gobierno de Canarias, respaldada por el Gobierno de España, para que las Islas alberguen una futura Agencia Europea del Turismo. La intención pasa por contar con antenas en todas las cuencas geográficas de las RUP, aprovechando así la experiencia y dinamismo del sector en esta región ultraperiférica en beneficio de toda la Unión. Torres confía en que este respaldo del resto de regiones, unido al apoyo del Gobierno de España, sean determinantes para la elección de Canarias. De esa forma, según remarca, no sólo se apostará por la descentralización en la UE, sino por las RUP y por una comunidad como Canarias, cuyo PIB depende tanto (en un 35%) del turismo.

Por último, Ángel Víctor Torres agradeció a José Manuel Bolieiro, presidente de la Región Autónoma de Azores, el apoyo mostrado hoy a la población palmera y le felicitó por su labor al frente de la presidencia de la Conferencia y la excelente organización. De la misma forma, deseó suerte a la Colectividad Territorial de Martinica, que desde hoy asumirá la presidencia durante doce meses, y ante quienes manifestó su “absoluta disponibilidad para impulsar nuestro proyecto común”.