Ashotel pide responsabilidad ciudadana ante el fin del toque de queda

Jorge Marichal: “Nos jugamos mucho en Canarias, nada menos que la salud y la economía de nuestras Islas”

People wear protective face masks on the first day of their mandatory use for everyone over six in public spaces, when it is impossible to keep more than two meters social distancing, amid the outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), in Ronda, Spain, May 21, 2020. REUTERS/Jon Nazca

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, apela a la responsabilidad ciudadana para que tras el fin del estado de alarma, el final del toque de queda y el consecuente levantamiento de las restricciones horarias los índices de contagios en las Islas no se disparen.

“Nos jugamos muchísimo en estos momentos: nada más y nada menos que la salud de los canarios, en primer lugar, y el poder reactivar con ciertas garantías el sector turístico y no volver a incrementar nunca más los niveles de contagio, lo que nos permitirá situarnos cuanto antes en semáforo verde para los principales mercados que nos visitan”, explica el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien insiste en que como comunidad con un peso tan importante del turismo, que supone para la economía insular el 35% de su PIB, es vital controlar los contagios. “Nos arriesgamos, por la posible actitud irresponsable de unos pocos, a desandar parte de lo ya avanzado y eso pondría a la sanidad y a la economía de Canarias en un punto de no retorno”, añade.

Canarias ha mantenido durante estos meses unos índices de contagio de la COVID-19 por debajo de la media nacional; sin embargo, no han sido suficientes para que mercados como el británico, el primero en volumen para Canarias, sitúe a las Islas fuera de la lista de lugares no recomendados para viajar. Actualmente, según datos del Gobierno de Canarias, el Archipiélago presenta una incidencia acumulada a 7 días de 41 casos por cada 100.000 habitantes. “Tenemos que continuar bajando esa curva”, avisa el presidente de la patronal hotelera.

Marichal coincide con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, en que el fin del estado de alarma no lleva aparejado de ninguna forma la relajación de los controles ni las medidas de seguridad ni “hay nada que celebrar” aún. “El virus sigue entre nosotros, por desgracia, por eso es fundamental que no cometamos el error de relajarnos hasta que logremos la tan deseada inmunidad de rebaño, una vez que alcancemos al menos ese 70% de vacunados”, insiste Marichal.

Al respecto de la vacunación, desde Ashotel y desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que también preside Marichal, se considera que para la reactivación de la actividad turística es fundamental que una vez superados los objetivos pactados por la autoridad sanitaria de inocular la vacuna a los grupos diana, debería acometerse en los grupos profesionales siguiendo un criterio de riesgo de exposición al virus, con el fin de garantizar una mayor protección a trabajadores y trabajadoras.