Así es el decreto de la «nueva normalidad» aprobado por el Gobierno.

El Consejo de Ministros ha aprobado el decreto ley que regulará la "nueva normalidad" tras el final del estado de alarma por el coronavirus, que se producirá el próximo 21 de junio.

220
Salvador Illa/EFE

El Gobierno ha aprobado en el primer Consejo de Ministros presencial desde que se inició la crisis del coronavirus el decreto que regulará la fase de «nueva normalidad», que se producirá tras el final de la situación de alarma el próximo 21 de junio. Illa ha explicado que a partir de ese momento, se recuperará la libre movilidad entre comunidades.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado cuáles serán las principales claves de este decreto, que mantendrá las medidas ya tomadas durante el estado de alarma y que se prolongará hasta que el Gobierno declare, tras escuchar a las comunidades autónomas y autoridades sanitarias, que la crisis del coronavirus ha concluido.

Mascarillas obligatorias y protocolo en las residencias

Entre las principales, el decreto establece una serie de medidas de prevención e higiene, como el uso obligatorio de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, así como en los transportes públicos y privados -si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio-, bajo multa de hasta 100 euros en caso de no cumplirlo. También, se mantiene la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Asimismo, se establece que los centros residenciales de mayores tendrán que estar coordinados con los centros sanitarios de las comunidades en las que se encuentren, y tener preparados planes de contingencia para hacer frente a posibles rebrotes.

Registros de pasajeros en el transporte

También se prevén medidas en el transporte, como mantener registros de los pasajeros a través del asiento que han ocupado durante las cuatro semanas siguientes al viaje para poder establecer así la trazabilidad en caso de que haya algún contacto de riesgo.

Además, se establecerán medidas en materia de medicamentos y productos sanitarios, por ejemplo, se pedirá información sobre la producción prevista para ver la disponibilidad y establecer una prioridad en la fabricación en función de las necesidades.

También se hará hincapié en los mecanismos de detección precoz poniendo énfasis en el hecho de que se tienen que realizar pruebas diagnósticas por PCR «tan pronto como sea posible» en cuanto se detecte en Atención Primaria: «También se estipularán medidas para garantizar las capacidades del sistema sanitario».

Las CCAA tendrán que seguir dando datos de seguimiento

Asimismo, las comunidades deberán continuar facilitando los datos necesarios para el seguimiento y la vigilancia epidemiológica del COVID-19, así como la situación de la capacidad asistencial y necesidades de recursos humanos y material.

Las medidas de prevención que deberán tomarse en la Liga de fútbol y la ACB «van a recaer en el Consejo Superior de deportes, previa consulta con los organizadores de ambas competiciones, con las comunidades y con el Ministerio de Sanidad».

En el ámbito laboral, se contempla la adopción de medidas de prevención e higiene, tales como la ordenación de los puestos de trabajo o la organización de los turnos para evitar aglomeraciones, así como en los establecimientos comerciales, en los centros residenciales de carácter social o en las actividades de hostelería y restauración.

www.ondacero.es