Barlovento toma medidas ante la escasez de agua

Desde la corporación local informan que el consumo durante el 2023 por parte del Ayuntamiento, para abasto y riego de medianías, fue de 875.650m3 (1.751.000 pipas aprox.), por lo que se estima, en función de las causas meteorológicas que esta demanda pueda aumentar durante este 2024.

 El Ayuntamiento de Barlovento inicia una serie de acciones para controlar el consumo de agua dadas las previsiones de la demanda municipal para los próximos meses.

Desde la corporación local informan que el consumo durante el 2023 por parte del Ayuntamiento, para abasto y riego de medianías, fue de 875.650m3 (1.751.000 pipas aprox.), por lo que se estima, en función de las causas meteorológicas que esta demanda pueda aumentar durante este 2024.

La preocupante situación insular ante la escasez de lluvia hace que recursos hidráulicos como el embalse de La Laguna estén bajo mínimos y se haya producido una notoria merma de las galerías que, a su vez, deben cubrir una mayor demanda de riego. Para hacer frente a la situación, desde el consistorio se han llevado a cabo diversas reuniones con la Unión de Canales y demás entidades de interés en la gestión hídrica municipal para idear una serie de medidas, tanto en la red de riego como en la de abasto público, que se implementarán diligentemente.

En materia de la red de abasto público, se procederá al cierre del servicio de agua en las duchas públicas de La Fajana y a la regulación del servicio de agua en el Parque Recreativo de La Laguna, limitándose al horario diurno el servicio en las duchas así como el de agua de consumo de las casetas y cocinas, estableciéndose un mayor control, también, en el mantenimiento de jardines e instalaciones deportivas. Por otro lado, se llevará a cabo una actualización de la ordenanza que establece el precio del agua, debido al aumento del precio de los materiales y tuberías, así como el del servicio de mantenimiento.

En cuanto a la planificación del agua de la red de riego de medianías, se llevará a cabo una revisión exhaustiva de los contadores de la misma y se procederá a servir dulas cada 15 días, aproximadamente, en función de la asiduidad del suministro al Ayuntamiento. Se establece la prohibición de llenar represas o embalses, así como tener contadores de más de 3 pulgadas y regar plátanos fuera de las zonas de servicio de la Unión de Canales.


Por último, desde el consistorio recuerdan que el agua es un bien finito y que incluso Barlovento es un municipio susceptible de padecer las consecuencias hídricas de la falta de lluvia, por lo que hacen un llamamiento a la toma de conciencia y a hacer un uso más responsable y eficiente del agua entre todos los vecinos y vecinas.