Borja Perdomo: “Quien ha dejado desamparados a los vecinos de Barlovento y Garafía en carreteras han sido los gobiernos de Coalición Canaria”

El consejero recalca que el retraso que sufre la carretera de Gallegos "son los más de diez años que la dejó abandonada el Gobierno de Canarias dirigido por CC, que llegó incluso a sacarle la financiación"

El consejero de Infraestructuras del Cabildo de La Palma, Borja Perdomo, ha lamentado que el grupo de Coalición Canaria trate de «generar inquietud con las obras de Gallegos» y recuerda que «el Gobierno Insular, con la colaboración del actual Gobierno de Canarias, ha sido quien único ha trabajado con la máxima urgencia para la ejecución de estas obras de seguridad, cuyo plazo de conclusión aún no ha vencido».

“El único retraso que sufre la carretera de Gallegos son los más de diez años que el Gobierno de Canarias, dirigido por Coalición Canaria, dejó de ejecutar el tramo de la carretera entre Barlovento y Cruz Castillo, en Garafía”, señaló Perdomo, quien indicó a los nacionalistas del Cabildo que “no es precisamente su formación política la que está legitimada para hablar de carreteras en La Palma, después de los auténticos despropósitos que realizaron tanto en las vías del norte como en el sur de la isla”.

El consejero indicó, además, que el Cabildo de La Palma remitió recientemente «un oficio al Gobierno de Canarias para que se volviera a incluir en el Convenio de Carreteras el tramo que quedó por ejecutar entre Barlovento y Garafía de la vía del norte, y que el Ejecutivo formado por Coalición Canaria sacó del mismo y dejó sin financiación».

“Quien ha dejado desamparados a los vecinos de Barlovento y Garafía en materia de carreteras no han sido otros que los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria, que no solo dejaron sin ejecutar el tramo de mayor riesgo de la carretera del Norte, sino que también le sacaron la financiación, y que ahora el Cabildo de La Palma, con el apoyo del Gobierno de Canarias, está trabajando para darle una solución”, subrayó el consejero.

Borja Perdomo señaló que se ha trabajado «con la máxima celeridad para minimizar la afección que una obra de esta naturaleza representa para la población de la zona y expresó su compromiso, tal y como hizo en el pleno del pasado viernes, de buscar una alternativa en el caso de que se produzca una demora en la conclusión de las obras. Con esta finalidad tiene previsto mantener próximamente una reunión con la empresa que ejecuta los trabajos y la dirección de la obra». El consejero ha agradecido la comprensión de los vecinos de la zona, al tiempo que ha reiterado sus disculpas por los inconvenientes que genera esta intervención.