Brote COVID-19 en el Hospital de Dolores con 4 personas afectadas

Sanidad notifica un brote de COVID-19 en el Hospital Nuestra Señora de Dolores, que afecta a dos residentes y dos trabajadores del centroLos dos residentes presentan patologías de base y han sido trasladados al Hospital General de La Palma. Todos los casos se encuentran en aislamiento y se realizará un cribado en el centro conforme al protocolo sanitario previsto.

El Hospital Nuestra Señora de Dolores, dependiente del Cabildo de La Palma, ha activado los protocolos de seguridad  ante la aparición de este brote.

El jefe de Servicios Clínicos del Hospital Nuestra Señora de Dolores,  Juan Sanjuán, ha especificado que estos dos pacientes, con patologías  crónicas, pero con un cuadro de afectación respiratoria moderada, han sido trasladados al Hospital General para su tratamiento. Mientras que los dos trabajadores que han dado positivo se encuentran en aislamiento en sus domicilios. El resto de los pacientes del pabellón, que se ha
aislado, no han dado positivo, se encuentran en buen estado y se les están repitiendo las pruebas, siguiendo además un control más estricto de lo habitual.

El Cabildo de La Palma, en nota de prensa ha informado de que «el personal, en esa sala, está trabajando con los equipos de protección individual, con la máxima protección, mientras que los pacientes están en sus habitaciones. En el resto de las instalaciones se están también extremando las precauciones. Cabe destacar, como ha destacado Juan Sanjuán, que este pabellón no está en contacto directo con el resto de
las salas del Hospital de Nuestra Señora de Dolores».

La sala donde se produjo el brote, señala, «cuenta en estos momentos con 17 pacientes y ha hecho rastreo a una veintena de trabajadores de todas las categorías. El jefe de Servicios Clínicos ha informado de que se van a realizar hasta cinco cribados más, “si va todo bien y no hay más positivos, hasta el día 30 de agosto”. Mientras que se realizará un
cribado al resto del personal del Hospital de Dolores por parte del Servicio Canario de Salud, Consejería con la que el Cabildo de La Palma está trabajando de forma coordinada. El pasado 2 de agosto se realizó un cribado a todo el personal del centro.

La consejera de Sanidad del Cabildo de La Palma, Susana Machín, ha señalado que, a pesar de las estrictas medidas de seguridad que se han llevado a cabo en el centro, que hasta esta fecha había permanecido libre de COVID-19, lamentablemente se ha registrado este brote.

Susana Machín ha destacado que, como se ha hecho hasta ahora, el Hospital de Dolores aplicará estrictamente el protocolo que marca la aparición de un brote para proteger la salud de los pacientes y el personal del centro, que “ha sido siempre nuestro objetivo”. La
consejera ha agradecido el esfuerzo y el trabajo que realizan las trabajadoras y trabajadores del Hospital, en unas condiciones tan complejas como las que se están viviendo en la pandemia, en favor de la salud de los pacientes.