«BURLA AL ELECTORADO»

1036

Decía Martin Luther King, en aquel inolvidable discurso, el 28 de agosto de 1963, desde las escalinatas del Monumento a Lincoln durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad :“No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”.
Y así sigue siendo, hoy en día, en éste, nuestro maravilloso e impasible país, plagado de mangantes y borregos, me arriesgo a decir que casi de forma equitativa.
A nuestro alrededor, una plaga de acuerdos políticos inverosímiles, decididos por unos pocos, ésos que llaman «los de arriba», pactados y firmados sin contar con aquellos que nos hemos movidos 2 veces en 1 mes a depositar nuestras esperanzas, ilusiones, expectativas (o, en ocasiones, simplemente nuestro último intento), en unas urnas llenas de papel que, hoy por hoy, vemos que no valen absolutamente nada. Porque nosotros, el pueblo, los votantes, el electorado, «los de abajo», sólo somos borregos que seguimos permitiendo una basura colosal como es nuestro sistema electoral, unas leyes corruptas y amañadas, redactadas y aprobadas por los mismos que ahora juegan a «piedra, papel o tijera» con nuestros próximos 4 años de futuro.
Izquierdas y derechas pactando alegremente… centros que se desplazan a la derecha… liberales que se besan en la boca con conservadores… Argumentando sus miserables pactos con falsas excusas «para y por el pueblo».
¿Alguien no se ha dado cuenta aun que, absolutamente todos y cada uno de ellos/ellas, lo hacen sólo para alcanzar 4 años más de sentar el culo en el trono? ¿Es que aún hay algún ridículo iluso que piense que pactar es justo y necesario… y que no es poco menos que una atrocidad que se pasen por sus partes el voto de todos nosotros y acaben gobernando los que no han sido elegidos??
¿¿Es que nadie más se siente defraudado??? Es que en este país, o , al menos en esta comunidad autónoma, que es lo que me toca,… todos somos de verdad tan gilipollas??
Porque yo, desde el sillón de mi casa, mirando las redes o artículos de estos últimos días, solo veo todo un fraude al electorado. Una burla brutal a la Democracia.
Y aquí seguimos, como si nada, dejándonos pisar, tan alegremente.

ElChicoDeLaFeria