Canarias contará el próximo curso con plazas públicas gratuitas de 0 a 3 años

El Gobierno de Canarias presenta el primer Plan Estratégico de Educación de 0 a 3 años con el que se crearán 3.879 en los próximos tres cursos.

El Gobierno de Canarias creará 3.879 plazas de 0 a 3 años en los tres próximos cursos escolares, de forma que para el curso 2024/25 el Archipiélago dispondrá de 9.369 plazas públicas. Así lo indicó hoy lunes, 2 de mayo, el Presidente de Canarias, Ángel Victor Torres, junto a la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, Manuela Armas, durante la presentación del Plan estratégico para el Primer Ciclo de Educación Infantil en Canarias. 

 

El máximo responsable del Ejecutivo destacó que este es uno de los compromisos primordiales de su Gobierno y uno de los objetivos que recoge en la Agenda Canarias 2030. Ángel Víctor Torres destacó la “enorme importancia que tiene este plan para la conciliación familiar y la justicia social” y recordó que lo que ha existido hasta ahora son solo las plazas de los ayuntamientos y las ayudas a familias que usan escuelas infantiles privadas, por lo que “con este plan, por primera vez habrá en Canarias plazas públicas gratuitas de 0 a 3 años en los centros de Infantil y Primaria y en los de Educación Obligatoria”, remarcó

Para el Gobierno, se trata de una medida compensadora de los efectos de las desigualdades de origen del alumnado, que constituye un verdadero motor de equidad, además de favorecer la detección de dificultades de aprendizaje y la atención temprana, lo que se traduce en mejores resultados en su futuro académico y contribuye a la conciliación laboral y familiar. 

Torres resaltó también que desde el inicio de la legislatura este equipo de gobierno ha duplicado las ayudas destinadas al fomento de la escolarización temprana. Así, en los presupuestos de 2019 se destinaban 4,5 millones de euros a este concepto mientras que en 2022 se dirigen 9,2 millones a dicho fin. Asimismo, en junio de 2019 había 4.620 plazas públicas en 66 escuelas infantiles municipales, y en marzo de 2022 las islas alcanzan las 5.859 en 82 escuelas infantiles municipales, cifras que reflejan un incremento de 1.239 plazas y 16 centros.

Este instrumento tiene como principal objetivo impulsar la escolarización en esta franja de edad en el archipiélago con plazas públicas accesibles, asequibles, inclusivas y de calidad que se crearán tanto en Escuelas Infantiles Municipales como en centros dependientes de la Consejería -Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) y Centros de Educación Obligatoria (CEO)- de conformidad con la normativa que regula el Primer ciclo de Educación Infantil.

Así, 34 CEIP y CEO implantarán con carácter de experiencia piloto desde este septiembre, por una parte, el tercer curso del primer ciclo de Infantil (31 centros), a los que hay que sumar los que incorporan aulas mixtas de segundo y tercer curso (tres centros). Estas se distribuyen en l5 en Tenerife; siete, en Gran Canaria; cuatro, en Lanzarote; tres, en Fuerteventura, y dos, en La Palma. El próximo periodo lectivo habrá tres aulas mixtas localizadas entre Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. En total, las plazas ofertadas en la treintena de centros serán 597, cifra que se irá incrementando en cada curso. 

Durante su intervención, la responsable del área, Manuela Armas, explicó que dicho Plan incluye dos grandes objetivos estratégicos: impulsar la escolarización de los niños y niñas canarios menores de tres años hasta situar a Canarias en una tasa neta de escolarización del 40% en el curso 2024/25, así como mejorar la calidad, equidad y la inclusión en el Primer Ciclo de Educación Infantil para favorecer el éxito escolar del alumnado canario.

Para conseguir el primero de estos fines, se implantará el primer ciclo de la etapa de Infantil en los centros que dependen de la Consejería para la escolarización. Por ello, se prevé la creación de 597 plazas en el curso 2022/23; 597 en el curso 23/24, y 658 en el 24/25. Así, se priorizará, para cada curso escolar la creación de aulas para el alumnado de 2 años y aulas mixtas para el de 1 y 2 años en los mencionados centros priorizando los municipios donde no existe oferta de plazas autorizadas, ni públicas ni privadas, en los que no hay oferta pública, y en los que la oferta existente, pública o privada es insuficiente, priorizando las zonas desfavorecidas que tienen alumnado vulnerable o zonas periféricas que no cuentan con este servicio. Para ello se renovarán y adaptarán aulas, es decir, se reutilizarán infraestructuras ya existentes que no tienen un uso definido o están actualmente en desuso, y cuando no sea posible se construirán aulas en zonas vacantes de los recintos escolares que cumplan los requisitos necesarios. 

Por otra parte, se impulsará la construcción de nuevas escuelas infantiles de titularidad municipal y ampliación de las ya autorizadas a través de ayudas destinadas a financiar gastos derivados de las obras que realizarán los ayuntamientos, así como la adaptación de centros que no cuentan con autorización y que atienden a niños y niñas menores de 3 años a los requisitos mínimos establecidos por la normativa.

De la misma manera, se busca mejorar la tasa de escolarización en las escuelas de Infantil de titularidad municipal a través de un instrumento de cooperación con los ayuntamientos estableciendo fórmulas para una gestión y financiación compartida. Para esta cooperación, se contará con la Federación Canaria de Municipios (FECAM) a través de un convenio marco, y con los ayuntamientos mediante convenios específicos. La financiación de la Consejería oscilará entre el 33,3% y el 66,6% en función de los distintos niveles de ingresos de las familias partiendo de un precio medio de la plaza escolar de 300 euros.

También se prevé mejorar la tasa de escolarización temprana del alumnado
canario a través de un instrumento de cooperación con los centros privados de educación infantil autorizados con el que se pretende crear una línea de ayudas a la escolarización temprana de este alumnado en situación de vulnerabilidad o en situación socioeconómica desfavorable para que puedan acceder a este servicio educativo. Las líneas de ayuda para financiar el coste de las plazas escolares en los centros privados de educación infantil serán de dos tipos (más detalles en el Plan). Un total de 1.288 alumnos y alumnas por curso se beneficiarían de dichas ayudas en los mencionados centros privados que serán por importe de 300 euros unas y 150 euros otras. 

Asimismo, el plan contempla la realización de campañas de sensibilización a la ciudadanía y acciones formativas con instituciones, organismos y asociaciones sobre sus beneficios y su reconocimiento e importancia para lograr un incremento de dicha tasa en un 6% en cada curso escolar. 

En cuanto al segundo objetivo, entre otros aspectos se trabajará en la creación de aulas del primer ciclo de Educación Infantil de los CEIP y CEO como espacios sostenibles y potenciadores de los aprendizajes (luminosos, inspiradores, favorecedores de la exploración, etc.) Así, se prevé la adecuación de 34 aulas con estas características en el curso 2022-23; 34 en 23-24, y otras 40 en 24/25.

Asímismo, se impulsará el diseño de situaciones de aprendizaje en el primer ciclo de Educación  Infantil para la puesta en práctica de las estrategias didácticas y orientaciones metodológicas establecidas en el decreto de currículo; se ofrecerán orientaciones para la atención a las diferencias individuales del alumnado en el primer ciclo de Educación Infantil, contemplando la
diversidad; y se desarrollarán itinerarios de formación permanente orientados al personal docente, no docente, familias y otros agentes de la comunidad educativa, así como mesas de reflexión y espacios participativos para la mejora de la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje en el primer ciclo de Educación Infantil. 

Además, se fomentará la elaboración de los planes de acogida para el
alumnado de nueva incorporación al primer o segundo ciclo de Educación Infantil, así como planes de transición entre primer y segundo ciclo, respetando los ritmos y necesidades del alumnado, así como de sus familias, como elementos favorecedores del éxitos educativo, y se mejorará la información, participación activa  y la cooperación efectiva entre el centro y las familias a través de acciones como la puesta en marcha de un programa de educación parental positiva, entre otras actuaciones, entre otras acciones.

Contexto y financiación

El Plan parte de un diagnóstico que revela que Canarias cuenta con una baja tasa neta de escolarización en esta etapa, que registra además un reparto desigual de la oferta en esta franja de edad entre islas y municipios. A fecha 31 de agosto de 2021, en Canarias existían 241 centros educativos autorizados para impartir el primer ciclo de Educación Infantil, de los cuales 79 eran centros públicos, con una oferta de 5.490 plazas, y 162 centros privados que ofrecían 7.957 (total de 13.447 plazas)

Este instrumento tiene previstas dos vías de financiación: los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y los Presupuestos Generales de la comunidad autónoma de Canarias. La distribución temporal de los fondos MRR (que obliga a su inversión en plazas nuevas y públicas) para este año incluye 1.293 nuevas plazas con un presupuesto de 11.912.615 euros; para 2022 se prevén otras 1.293 plazas y 19.639.404 euros, y en 2023 serán 7.995.988 euros para 1.293 plazas. En total, la inversión ascenderá a 39.538.007 euros en ese periodo, en el que se construirán 3.879 plazas.

Habrá más contenidos de Canarias en todas las áreas

En la comparecencia de prensa de hoy, el presidente y la consejera respondieron a preguntas acerca de la asignatura de Geografía e Historia de Canarias. Ángel Víctor Torres ha sido tajante y ha aclarado que “independientemente de que esa asignatura se mantenga como obligatoria, se va a producir un aumento de contenidos canarios en el resto de materias. De esta forma, se contextualizarán los contenidos relacionados con Canarias en areas como, por ejemplo, la litetratura o el arte”, apuntó el presidente”.

Torres recordó que fue Manuela Armas en su etapa como viceconsejera de Educación la que impulsó la inclusión de contenidos canarios en la educación y quien propuso la obligatoriedad de Geografía e Historia de Canarias. Explicó que la propuesta que hizo la Consejería fue aumentar los contenidos en el resto de asignaturas, en lugar de ir a una materia exlusiva, para contextualizar todo lo relacionado con Canarias en todas las materias. Armas aseguró que al finalizar la etapa educativa obligatoria, con ese aumento de conocimientos sobre Canarias, los estudiantes saldrán  con un 40% más de contenidos canarios.