Carmen Brito: “PP y PSOE llevan prometiendo un albergue de animales desde 2013 y ahora que se acercan las elecciones volverán a prometerlo”

“PP y PSOE llevan desde 2013 prometiendo un albergue insular de animales y ahora que se acercan las elecciones estamos seguros de que volverán a prometerlo”, denuncia Carmen Brito. “Desde entonces, hace ya 9 años, la presidencia del Cabildo ha estado ocupada por uno de estos dos partidos y ambos han usado el tan necesario albergue como promesa electoral y como excusa para las notas de prensa y la propaganda, pero la realidad es que ninguno lo ha sacado adelante”.

No lo hizo Anselmo Pestana mientras fue presidente del Cabildo entre 2013 y 2019, ni tampoco lo ha hecho Mariano Hernández, a pesar de que esta era una de sus promesas electorales más destacadas.

Existe desde 2014 un acuerdo con el Ayuntamiento de Tijarafe para acoger esta infraestructura en el municipio y, en todo este tiempo, el Cabildo ni siquiera lo ha tramitado como proyecto de interés insular, algo que permite la Ley de Islas Verdes y que es una vía mucho más rápida que la modificación de un PGO.

“La Palma necesita un albergue insular de animales”, advierte Carmen Brito. “Año tras año, desde 2014, la partida se pone en los presupuestos. Por lo tanto, hay dinero. Lo que falta es el interés y el trabajo para sacar este proyecto adelante”. 

En esta legislatura, CC ha denunciado varias veces en el pleno del Cabildo la situación agónica de las protectoras en la isla. “Este año, el Cabildo ni siquiera les ha abonado la subvención, a pesar de que ya estamos en noviembre”.

“Siguen funcionando gracias al voluntariado y a las donaciones privadas, pero para algunas la situación es insostenible y amenazan con tener que cerrar sus puertas”, explica la consejera de CC.

Es el caso de Aanipal, por ejemplo, que acoge a 60 animales en unas naves en malas condiciones que el Cabildo se comprometió a arreglar e, incluso, a adquirir para remodelar, “pero no ha hecho ni una cosa ni la otra”.

Las protectoras de la isla han acogido a animales que quedaron abandonados o que no podían ser atendidos por sus dueños tras la erupción del volcán. “Recibieron una ayuda extraordinaria en 2021 durante los meses de la erupción, y desde entonces no han recibido nada más”, explica Carmen Brito. “Estos animales y quienes los atienden de manera altruista y solidaria son los otros olvidados del volcán”.