Casi 80 días después, el volcán sigue muy vivo con una nueva fisura que afecta a más terreno

Los científicos lo han repetido hasta la saciedad, la relativa calma que ha vivido la erupción volcánica no significa que el ansiado fin esté cerca. Los palmeros y palmeras viven las treguas en un limbo entre la esperanza y la preocupación, pues las ganas de leer una buena noticia chocan con el desasosiego que produce el pensar o imaginar lo que el volcán tendrá guardado después de la calma.

Y, una vez más, el volcán ha vuelto a «hacer de las suyas». Mientras que el viernes por la noche veíamos una casi total oscuridad en el cono volcánico, este sábado la tierra ha vuelto a  expulsar lava por una nueva fisura al oeste del cementerio de Las Manchas. La nueva colada discurre desde ayer poro zonas donde no había pasado la lava hasta ahora.

En la mañana de este domingo, tal y como ha explicado el vulcanólogo del IGN, Rubén López, el volcán amanece sin apenas actividad sísmica, con emisiones de vapor de agua en la boca principal, así como en los centros de emisión más al este. Confirma también que se aprecian «claramente» depósitos de azufre y las coladas de lava más efusiva siguen en movimiento».

Aumento de las visitas al volcán

Estos días, debido al puente, el incremento del número de visitantes a La Palma y, en particular, a las zonas desde las que se puede observar el volcán -Tajuya y El Time- será notable, por lo que la dirección del PEVOLCA recuerda a los visitantes que extremen la precaución en la carretera y, si transitan por zonas próximas a las vías, llevar siempre chaleco reflectante para evitar accidentes. Así mismo, también incidió en la importancia de cumplir las normas de autoprotección para evitar contagios COVID-19.

Nuevo servicio para acceder a las zonas evacudas

El Cabildo de La Palma ha habilitado un nuevo sistema para acceder a las zonas evacuadas. Este nuevo sistema, al que se accede en la web permiso.lapalma.es/Solicitud, convivirá con el actual sistema de papel impreso.