Central de Esterilización de La Palma: los ‘DOCE del Patíbulo’ para el coronavirus

No hay virus, patógeno, microorganismo de cualquier clase y condición que se les escape, por muy contagioso que resulte y por mucho miedo social que infunda. Con los DOCE de la Central de Esterilización del Hospital General de La Palma no ha podido el COVID-19 ni su pandemia. Este servicio es el Patíbulo en el que sí o sí se condena a muerte y se ejecuta al coronavirus.

Haciendo valer la comparativa con el film bélico de 1967, ellos han sido parte esencial de que la “guerra” contra el bicho se esté ganando en el centro sanitario de la Isla Bonita y así ha quedado reflejado en un video de agradecimiento publicado por el equipo de Sanidad en redes, con la canción “Vivir” de Rozalén y Estopa y bajo el sugerente título de: “El día en que la Central de Esterilización mató el Coronavirus”.

Profesionalidad en el momento más comprometido para la higiene hospitalaria.

La Central de Esterilización es la unidad del hospital donde se llevan a cabo los procesos de esterilización del centro sanitario, entendiendo por esterilización la total destrucción de todos los microorganismos patógenos y no patógenos incluidas sus formas de resistencia (las esporas). Nada escapa a las manos de estos profesionales… y no iba a ser menos con el COVID-19.

Todos los procesos de esterilización del Hospital palmero están centralizados en esta unidad, siendo la única forma de poder certificar un producto como “estéril” después de su procesamiento conforme a la normativa europea e internacional.

El servicio trabaja para todo el hospital, aunque Quirófanos sea uno de sus principales ‘clientes’. En cualquier caso, queda claro que el proceso de esterilización no comienza en esta central, sino que comienza con la limpieza del material en cada una de las unidades.

En cualquier caso, su trabajo permite rehusar y manipular algunos materiales sanitarios imprescindibles en momentos de extrema necesidad, como ocurriera al comienzo de esta pandemia.

Son, sin duda, una parte fundamental del grupo de héroes sociales que a diario luchan contra el virus, aunque lo hagan en el backstage sanitario, por donde pasan revisión higiénica “las armas” que luego usan los médicos/as y enfermeros/as para frenar al coronavirus..

www.eltime.es