¡CONTROLADO! El incendio de Garafía pasa a Nivel 1

47

La última reunión de coordinación del incendio forestal de Garafía ha dejado el mensaje que toda la isla de La Palma quería oír desde que el pasado viernes: el incendio ha sido dado por controlado y pasa a Nivel 1. Esto permitirá que el Cabildo, que vuelve a tomar las riendas, proceda a abrir las carreteras que permanecían cerradas, aunque con alguna restricción debido a la presencia de cables a baja altura.

Buena noticia también para los 300 vecinos que fueron evacuados y que al haber dado por controlado el incendio, ya podrán volver a sus casas, así como, a los propietarios que tienen fincas en la zona afectada. También se permite la apertura de locales comerciales y de hostelería. Por el momento seguirá sin permitirse el paso a los turistas.

A lo largo del día de hoy la situación del incendio ha continuado siendo favorable, el perímetro se encuentra frío y con escasos puntos calientes en su interior, que se han refrescado durante la tarde por los medios aéreos, continuando por tierra con los trabajos de liquidación y remate. El incendio, que se inició en la zona de Catela el pasado viernes, ha afectado a unas 1.200 hectáreas aproximadamente.

En esta fase ya con el incendio controlado, se retirarán dos de los tres hidroaviones y las dos BRIF enviadas desde la Península, pero se ha solicitado al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico que se mantenga el Kamov y el otro hidroavión en Canarias, hasta la finalización del episodio de altas temperaturas.

El presidente del Cabildo, Mariano Hernández, ha sido el encargado de dar la ‘buena nueva’. “Nuestros técnicos han visitado todo el perímetro y verificado que todo está correcto y que seguimos avanzando en la mejoría del incendio. La noticia relevante es que hemos cambiado a ‘incendio controlado’ y hemos solicitado el paso al Nivel 1. En este momento se mantienen las cuadrillas del Cabildo, de la BRIF y la EIRIF trabajando en la zona. Ahora se mantendrán cuatro medios aéreos. Se abren las vías para vecinos que puedan retornar a sus viviendas”.

El Director de extinción, Francisco Prieto, ha destacado que “se ha logrado contener un incendio en una zona donde nunca antes se había conseguido, siempre habían pasado a zona de cumbre. Es un incendio que tenía un potencial de 10.000 o 12.000 hectáreas y las peores previsiones nos daban incendio para una semana. Con suerte y el trabajo del personal de tierra y los medios aéreos lo hemos logrado controlar. Nos queda una larga fase para poder darlo por extinguido, hasta que no haya puntos calientes. Si la situación es normal, no debería dar ningún problema”.

La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, afirmó que esta noticia “nos llena de alegría, a los que hemos participado en su extinción y a los vecinos de Garafía. Quiero agradecer la colaboración del Gobierno de Canarias y del Estado que permitió movilizar los medios rápidamente. La coordinación entre todos ha sido muy buena. Lo hemos estabilizado en 48 horas y controlado en 4 días. Es un orgullo y un referente de cooperación para futuras ocasiones. A los vecinos, darles ánimos para que puedan continuar y recuperen las propiedades perdidas. Ya se ha pedido información de qué tienen que hacer estos vecinos para que soliciten ayudas para lo que han perdido. Vamos a ser prudentes y a seguir trabajando toda la semana para poder darlo por extinguido”.

El alcalde de Garafía, Yeray Rodríguez ha agradecido “a todas las personas que han participado en la extinción de este incendio. Son muchas personas. El mayor riesgo ha sido para los que han estado en primera línea de fuego, no solo profesionales sino también voluntarios a los que se les ha permitido estar en primera línea. A todos los que se han interesado por la evolución de este incendio. A los vecinos que han sufrido las evacuaciones, los cortes de carretera… han tenido paciencia y han entendido que la norma está para protegerlos. Controlado no significa extinguido. Tenemos por delante varios días en los que la colaboración ciudadana es importante para controlar, vigilar y avisar en caso de que se produzca algún rebrote”.