Cruz Roja implanta un proyecto de identificación de personas desaparecidas en ruta migratoria por vía marítima.

Autora María Tomás Rodríguez

Cerca de 19.000 personas en procesos migratorios se consideran desaparecidas en la ruta marítima del Mediterráneo, según la Organización Internacional de Migraciones, entre 2014 y 2019, y 3.300 en el año 2021 en ruta hacia Europa. Sólo el 13% de los cadáveres han sido recuperados y, por tanto, identificados como fallecidos. 

Cruz Roja trabaja históricamente a través de las solicitudes de búsquedas de familiares de personas desaparecidas en ruta migratoria. A fin de mejorar la eficacia en este ámbito, se propuso cambiar este paradigma y no esperar a recibir la solicitud, sino actuar desde el mismo conocimiento del naufragio, y de este modo conseguir así que las familias de estas personas puedan obtener a corto plazo una respuesta, al menos parcial, de la situación que puede haber vivido un familiar suyo en la ruta migratoria. El Comité Internacional de la Cruz Roja ha desarrollado un proyecto con el que identificar, a través de testimonios, herramientas, y el recuento de personas que viajaban en cada patera a su salida y llegada, a las personas que han muerto en su viaje en patera, cayuco o similares. 

Así llegó en septiembre de 2021 el proyecto piloto a Canarias ‘Personas desaparecidas en ruta migratoria’ de Cruz Roja, tras una experiencia previa en Italia, y que se ha extendido a la zona sur de la península, zona Levante y Baleares. Desde su implementación en las islas se han investigado 45 casos de llegadas, en las que se han contabilizado 308 personas desaparecidas o fallecidas de las que se resolvieron las 101 solicitudes de búsqueda recibidas.

Departamento de Marca y Comunicación de Cruz Roja Española en Canarias  922 282 924 / 928 290 000  

www.cruzroja.es 

Facebook: @CruzRojaenLasPalmas @CruzRojaSantaCruzTenerife Twitter: @CruzRojaLP @CruzRojaProvTfe Instagram: @CruzRojaProvTfe 

La gran cantidad de casos no resueltos provenientes de países africanos, el alto número de personas desaparecidas en la ruta migratoria y la necesidad de identificar a las personas migrantes fallecidas para ayudar a las familias a afrontar la pérdida ambigua, son las motivaciones por las que Cruz Roja Española ya trabaja en la implantación de este servicio en la costa de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Baleares. 

La respuesta parcial que se incorpora a este paradigma da información a los familiares basada en una investigación desarrollada con un proceso riguroso de cotejo con diferentes fuentes (como testimonios, medios de comunicación, imágenes, etc.) para aportar elementos que constaten el fallecimiento de una persona considerada como desaparecida, y de la que no hay evidencias de que su cuerpo haya llegado a la costa. No obstante, Cruz Roja no certifica la defunción, sino que construye el relato de lo que probablemente sucedió, en base a los hechos constatados, y las posibilidades de supervivencia. 

A través de los servicios de Restablecimiento del Contacto Familiar del Movimiento Internacional de Cruz Roja se organiza un encuentro en persona con los familiares de las personas desaparecidas para transmitir la información atendiendo a las necesidades emocionales de la familia. La posibilidad de iniciar el proceso de duelo tras este tipo de situación pasa por satisfacer la necesidad de saber de los familiares. 

Este proyecto se sustenta en el Servicio de Búsquedas del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y cuenta con el respaldo de la Oficina Regional del Comité Internacional de Cruz Roja en París. Además, resulta imprescindible la colaboración con los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias de Ayuda Humanitaria a Inmigrantes de Cruz Roja, los centros de acogida humanitaria, los Institutos de Medicina Legal y el Ministerio de Justicia, Policía Nacional y Salvamento Marítimo. Asimismo, el proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. 

Casos contemplados 

La búsqueda de personas fallecidas y desaparecidas en la ruta migratoria puede darse en tres contextos: que la embarcación saliera, pero no llegara a la costa de destino, que la embarcación llegue con personas fallecidas, o que en la embarcación hayan fallecido personas pero que sus cuerpos hayan desaparecido en el mar.

Departamento de Marca y Comunicación de Cruz Roja Española en Canarias  922 282 924 / 928 290 000  

www.cruzroja.es 

Facebook: @CruzRojaenLasPalmas @CruzRojaSantaCruzTenerife Twitter: @CruzRojaLP @CruzRojaProvTfe Instagram: @CruzRojaProvTfe 

En el primero de los supuestos, cuando se identifica una embarcación que partió de un punto en una fecha determinada pero que no ha llegado a costa, se recopila la información de llamadas y solicitudes de búsqueda de los familiares para elaborar una lista de pasajeros y un relato de lo ocurrido. Posteriormente estos datos se corroboran utilizando herramientas técnicas

En las embarcaciones llegadas a costa con personas desaparecidas, además, los testimonios de los propios supervivientes se suman a esta investigación, así como las noticias o publicaciones en redes sociales al respecto de lo acontecido. 

Si la embarcación llega con personas fallecidas, se trata de identificar los cuerpos (juntos al Instituto de Medicina Legal y los juzgados), y si no fuera posible, también se contrasta la identidad del migrante con los supervivientes, y el cotejo de datos en las solicitudes de búsqueda; si algún familiar quiere identificar el cuerpo, se realiza un acompañamiento físico y emocional por parte de Cruz Roja para pasar este proceso. 

En todos los casos, el registro de posibles nombres (y su cotejo en bases de datos con distintas formas de escritura o similitudes parciales), así como las fotografías en las que pudieran aparecer, son un valor añadido a la investigación. 

Respecto a las entrevistas a supervivientes no existe un modelo de cuestionario cerrado, ya que es preferible adaptarse a los sentimientos y las reacciones de cada persona ante estos acontecimientos trágicos. Se intenta reconstruir toda la cronología del viaje y lo ocurrido, y rescatar el mayor número de detalles que puedan conocer sobre las personas desaparecidas, incluyendo si conocían a algún familiar. 

Corroborada la información con herramientas digitales, información de terceros y análisis de las “redes complejas”, se analizan los datos de partidas y llegadas para calcular la probabilidad de supervivencia de las personas involucradas. Con ello, se elabora la respuesta parcial de lo ocurrido que se trasmite a las familias de las personas desaparecidas.