Cruz Roja y el Ayuntamiento de El Paso refrendan su compromiso con el bienestar de las personas mayores

El colectivo de personas mayores ha sido uno de los grupos  prioritarios sobre los que Cruz Roja ha focalizado sus esfuerzos de recuperación durante estos dos  últimos años, desde que en septiembre de 2021 sucediera la erupción volcánica en La Palma. Ahora, en  colaboración con el Ayuntamiento de El Paso, la institución humanitaria y la administración pública han  mostrado su voluntad por dar continuidad a este trabajo que ya venía realizándose en los núcleos de  Las Manchas y Jedey. 

Tras la erupción de 2021, Cruz Roja reforzó su trabajo con personas mayores que se vieron afectadas  por el desastre. Lo hizo, entre otras, con iniciativas como la dinamización de espacios activos para el  reencuentro y la interacción de mayores que poco a poco fueron retornando a sus viviendas en núcleos  como los de Las Manchas y Jedey. 

Esta iniciativa, que teje y fortalece la red social entre iguales, está financiado por el Ayuntamiento de El  Paso y va dirigido a todas las personas mayores de 65 años residentes en la zona de Las Manchas de  ese municipio. Actualmente, el proyecto cuenta con 25 personas usuarias, quienes “han creado un  espacio donde sentirse cómodos y un punto de encuentro donde se fortalecen las relaciones sociales entre  ellas”, explica la trabajadora social de Cruz Roja a cargo de dinamizar el proyecto. 

María del Pino es una de las personas usuarias que en el momento de la erupción tuvo que abandonar  su vivienda. Tras regresar a Las Manchas en el mes de enero y animada por una vecina, comenzó a  participar en las diferentes salidas de ocio y talleres como costura, baile, pintura, yoga, juegos de mesa  o manualidades que se llevan a cabo de lunes a viernes en el colegio de Jedey. “Todos los días participo  en las diferentes actividades, porque son una forma de desconexión, me mantienen ocupada, me siento acogida y cómoda, a la vez que comparto un momento agradable con todos los vecinos”, comenta. 

El impacto positivo que esta iniciativa está teniendo sobre el bienestar de las personas mayores ha  justificado que se apueste por dar continuidad a las actividades durante todo el próximo año.