CSIF: La finalidad del escrito en el Ayuntamiento de Tazacorte ha sido buscar soluciones

Desde el sindicato se apunta a este medio de comunicación que no se hace responsable de lo que pueda afirmar NC ni ningún otro partido, pero ratifica el contenido del escrito en el que se comunican posibles problemáticas en el colectivo de trabajadores sociales del Ayuntamiento de Tazacorte.

Antonio Brito, abogado y adjunto de acción sindical de Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) Canarias ha confirmado en una entrevista concedida a Onda Cero La Palma la presentación de un escrito en el Ayuntamiento de Villa y Puerto de Tazacorte, con el que se ha querido poner en conocimiento del grupo de gobierno ciertas actuaciones en material laboral en el área de Servicios Sociales, que, «de ser ciertas, podrían ser consideradas graves y requerirían una solución vía negociación».

Este pasado lunes, Nueva Canarias (NC) en la Villa y Puerto de Tazacorte hacía pública en nota de prensa la denuncia por parte de CSIF de graves irregularidades en el Departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tazacorte. En este escrito, Juan Miguel Rodríguez, portavoz del grupo municipal de Nueva Canarias (NC), apuntaba que el sindicato «relata las denuncias por parte de las trabajadoras de este área, relacionadas con «flagrantes irregularidades» que «están socavando el funcionamiento de este importante departamento y afectando directamente al bienestar de los ciudadanos más vulnerables», catalogando la situación de «escandalosa». Desde CSIF se considera que «hay que darle opción al grupo de gobierno para que analice el documento», ya que la denuncia está encima de la mesa «y lo que procede es solucionarla». De esto modo, Brito también aclara que «el sindicato no se hace responsable lo que pueda afirmar NC ni ningún otro partido, pero ratifica el contenido del escrito».

Pese a que se ha reconocido la denuncia de posibles anomalías, desde CSIF se sostiene que «no se puede definir la situación como escandalosa», ya que solo se ha informado de un problemática en un colectivo de trabajadores y, por tanto, se requiere una solución. «NC hace un posicionamiento político, el cual respeto», señala el adjunto de acción sindical de CSIF, «pero este sindicato no se ha pronunciado en los medios de comunicación hasta hoy».

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

Desde NC se señala que «desde hace meses, la CSIF ha estado llevando a cabo una campaña para fortalecer su presencia en las administraciones locales de la isla de La Palma. Sin embargo, lo que han informado durante este proceso ha dejado boquiabiertos a sus representantes: una cadena de interferencias políticas y malas prácticas que están llevando al límite la capacidad de trabajo y la moral de los empleados del departamento».

Entre las principales preocupaciones que se indican en nota de prensa, destaca la «intromisión descarada de la concejalía de Servicios Sociales en la gestión diaria del departamento». Una injerencia que «ha generado situaciones intolerables que van desde interferencias en las decisiones técnicas hasta comentarios despectivos hacia el personal por parte de la concejala delegada de Servicios Sociales». Por esto, CSIF «exige un alto a esta injerencia política y reclama el respeto a la autonomía profesional del personal del departamento».

Del mismo modo, NC afirma que «la gestión documental de las ayudas de emergencia social ha sido objeto de una manipulación flagrante, con modificaciones arbitrarias en los procedimientos establecidos que han resultado en una drástica reducción en la concesión de ayudas. Esto ha dejado a numerosas familias desamparadas y en situaciones desesperadas, todo debido a la incompetencia y la imprudencia de quienes deberían velar por su bienestar».

También se apunta a la imposición de una carga de trabajo «insostenible» sobre el personal del departamento, «con jornadas maratonianas de atención al público que han dejado al personal exhausto y desmotivado». Desde el sindicato, indica NC, «se condena esta práctica» y exige que se respeten los derechos laborales de los trabajadores, incluido el derecho a un ambiente de trabajo saludable.

«La prohibición de dar respuestas negativas a los usuarios, la falta de coordinación y evaluación en las reuniones de trabajo y la imposición de decisiones unilaterales por parte de la concejala son solo la punta de un iceberg de negligencia y desgobierno que amenaza con hundir los Servicios Sociales en Tazacorte», sentencia esta formación política. «CSIF finaliza su escrito haciendo un llamamiento urgente al alcalde del Ayuntamiento de Villa y Puerto de Tazacorte para que tome medidas inmediatas y contundentes para abordar estas irregularidades, dado lo insostenible de la situación», se concluye en nota de prensa.