David Ruiz, concejal de turismo del Ayuntamiento de Tazacorte.

284

Es la playa con más afluencia de la isla por lo que mejorar sus servicios es algo esencial. Así lo considera el concejal de Turismo, David Ruiz, que ha confirmado que uno de estos servicios será la vigilancia constante: “contaremos con socorristas no solo en los meses del verano, sino todo el año” a lo que añade que los vigilantes “tendrán autoridad para expulsar a los bañistas que se salten los controles”.

Se refiere Ruiz a la imagen que veíamos hace días cuando el fuerte oleaje congregó a varios ‘curiosos’ que, ignorando los avisos de seguridad marcados por el consistorio, se acercaron al agua poniendo en riesgo sus vidas, algo que lamentablemente es habitual.

“El mar es un espectáculo y no solo los turistas, sino también los vecinos, se acercan a ver las olas. Es un peligro y nosotros intentamos concienciar, cerramos los accesos, ponemos la bandera roja y los agentes de la Policía Local tienen que obligar a la gente a que salga de la playa porque se saltan los cordones de seguridad” destaca Ruiz añadiendo que “al final nuestra obligación es proteger las vidas humanas y velar por su seguridad. La Policía no puede estar todo el día abajo controlando”.

Esta medida marca el camino de la meta que se ha marcado el Ayuntamiento de Tazacorte para el desarrollo del municipio: “hemos hecho una apuesta por cambiar el modelo económico de Tazacorte. Creemos que debe estar ligado al turismo, tanto en la Villa como en el Puerto. Nos podemos congratular porque con los nuevos presupuestos vamos a comenzar un momento histórico para el municipio que ha crecido de manera considerable. Estamos trabajando para afrontar servicios públicos que el ajuste presupuestario de los últimos años no nos lo permitía, entre ellos está la vigilancia constante de la playa”.

Destaca Ruiz el importante papel que están desempeñando las inversiones privadas para promover este desarrollo: “el Hotel Hacienda de Abajo está siendo una referencia internacional que ha mostrado al mundo el nombre de Tazacorte. Es ese movimiento de sinergia que hay entre la inversión pública y la privada lo que está permitiendo el desarrollo económico del municipio porque la apuesta por el turismo es algo seguro”.

Y reforzar el Puerto es otro de los objetivos. En este sentido se está trabajando para poder contar con una línea marítima y se continuará con el programa de cruceros iniciado en 2018: “desde el Gobierno de Canarias hay un millón de euros para construir la estación marítima y queremos activar la segunda dársena para poder acoger a los grandes veleros porque nuestro muelle es un importante recurso socioeconómico” señala.