Días pares e impares, grupos de tres… Así plantea el desconfinamiento Canarias a partir del lunes

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el portavoz del Comité científico que asesora al Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria de Canarias, Lluis Serra, presentarán hoy el documento de desconfinamiento que entregarán este fin de semana al Gobierno central.

El planteamiento regional consta de cuatro fases a ejecutar en cuatro semanas y que arrancaría con un proceso para permitir la salida de la población a la calle dividida en dos grupos: las personas que están domiciliadas en viviendas ubicadas en números pares podrían salir los días pares y los que habitan en casas con números impares los días impares del calendario. Las salidas se plantean en grupos de tres personas como mucho o con el núcleo familiar que comparte vivienda. Por otra parte, en caso de entrar en algún espacio cerrado, la población deberá llevar siempre mascarilla.

Salvo excepción en contra, habrá que tener en cuenta esta propuesta a la hora de solicitar citas previas para acudir a consultas médicas y de profesionales como dentistas, oftalmólogos, veterinarios, etc.

Además de esta fijación de salida al exterior por números pares o impares de sus domicilios, también se acotarán los tramos horarios por colectivos de edad. El plan del Archipiélago sugiere que los niños menores de 14 años puedan salir de 16.00 a 19.00 horas, sin límite de tiempo, y, en la primera fase, no podrían hacer uso de los parques. Este horario, más restrictivo que el anunciado por el Gobierno central, se plantea para proteger a las personas mayores, a las que se les permitirá dejar sus casas entre las 11.00 y las 13.00 horas. De esta manera, ambos grupos poblacionales no coincidirían en las calles.

El plan de desconfinamiento de la Islas también establece dos tramos horarios para poder hacer ejercicio en el exterior. El primero será entre las 5.00 y las 9.00 horas, mientras que por la tarde se permitirán las salidas entre las 20.00 y las 23.00 horas. Se permitirá caminar a una distancia máxima de dos kilómetros del domicilio, a lo que se añade que se permitirá correr hasta un radio de cuatro kilómetros desde la vivienda. En relación a las actividades de senderismo, no podrán superar la hora de duración. Hay que mantener las distancias físicas recomendadas por las autoridades.

Se permitirá el acceso a las segundas residencias para cuidar de los huertos y los animales, un trayecto que deberá ser inferior a la hora y de manera individual.

El documento apela al “sentido común” de la población del Archipiélago para seguir avanzando en cada una de las fases, evitar el contacto de los menores con los abuelos, que son una población de riesgo, para eludir un repunte de casos de Covid-19 en Canarias, e insta a los ciudadanos a usar de forma generalizada mascarillas, sobre todo en los espacios cerrados, guardando las distancias de seguridad, así como la higiene y el lavado de manos con agua y jabón o geles hidroalcohólicos.

La apertura de la actividad económica

El documento de propuestas también fija cuatro fases o etapas para retomar las actividades económicas que están actualmente paralizadas.

Durante la primera semana, los pequeños comercios podrán reabrir, pero limitando el aforo para evitar que se acumulen clientes en el interior. Si bien, el plan recomienda no ir de compras, sino acudir a una tienda específica.
Las peluquerías también se reactivarán durante la primera fase, aunque los clientes tendrán que acudir con mascarillas, dado que el contacto con los profesionales es bastante estrecho.

En el caso de los centros comerciales podrán ponerse en marcha y abrir sus puertas al público a partir de la segunda semana. Los gimnasios también abrirán en esta fase, aunque con restricciones (de aforo y usando mascarilla).

El Ejecutivo también valora que en esta fase puedan comenzar a abrir algunos alojamientos turísticos y hoteleros, aunque a mitad de capacidad.

El comité científico valorará durante la segunda fase si acudir a las playas es posible y recomendable sin poner en riesgo la salud de los ciudadanos, pero esta actividad no se permitiría hasta la tercera o cuarta semana. Eso sí, cuando se autorice el uso de estos espacios, se hará con condiciones como guardar la distancia de seguridad y que se encuentre, como mucho, a una hora del domicilio.

La tercera fase o semana del desconfinamiento, el Comité de expertos plantea la apertura de restaurantes, siempre teniendo en cuenta que se debe acudir con reserva previa, no más de cuatro comensales en la misma mesa, y con el establecimiento a mitad del aforo, aumentando la distancia entre mesas. Se permitirá en este periodo acudir a bañarse a las playas o a las piscinas.

El 18 de mayo podría ser una fecha clave, ya que se plantea como el día en el que se podría viajar entre islas. La apertura del Archipiélago a turistas o no residentes no se fija todavía y se prevé para final del verano o en el último trimestre del año.

Lo que sí se detalla en el plan es que las personas que quieran entra en Canarias deberán certificar una prueba PCR negativa a la salida de su lugar de origen. En caso contrario deberán pasar confinadas hasta dos semanas tras su entrada en la comunidad autónoma. Esta medida ya se lleva a cabo en lugares como China, para restringir los movimientos de los habitantes de Wuhan, epicentro de la pandemia en el país asiático.

Los eventos masivos todavía quedan lejos y serán una de las actividades que tarden más en volver a la normalidad. Romerías, macroconciertos, ferias o grandes congresos, de momento, no entran en las agendas. En este sentido, el plan especifica que no estará permitido organizar eventos públicos de más de 50 personas. Las salas de cine y de teatro podrán abrir para medio centenar de espectadores o para un tercio de su aforo. Eso sí, el público deberá estar ubicado en filas y asientos separados, para guardar la distancia de seguridad.

Una de las medidas que se han implantado durante el estado de alarma y que más impacto emocional ha tenido en la población es que solo podía haber tres familiares en los tanatorios y entierros para despedir a un ser querido. Ahora, este plan recoge la posibilidad de que hasta una decena de personas puedan asistir a los velatorios y entierros.

www.eltime.es