Dos años desde la emergencia volcánica, dos años sin soluciones y un claro abuso de poder

Desde la Plataforma Ecologista Palmera denunciamos que las administraciones públicas continúan abusando de la situación excepcional de emergencia para poder actuar sobre el territorio sin ningún tipo de planificación o control, saltándose los procedimientos de análisis de impacto ambiental, con procesos poco transparentes y sin contar con la participación ciudadana.

Consideramos que, con la excusa de la declaración de emergencia, las instituciones se están  aprovechando de la catástrofe volcánica para -de manera impune- exigir medidas excepcionales con el único objetivo de llevar a cabo planes turísticos caducos que únicamente favorecen a una minoría social y multinacionales, muchos de ellos, como el proyecto del campo de golf en La Pavona, ya tumbados hace años por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Estos proyectos son posibles gracias a la declaraciones de emergencia y de interés insular, donde se llevan a cabo políticas de expropiación a las vecinas y vecinos. La situación de emergencia permite a las instituciones saltarse procedimientos administrativos, mientras que la ley de Islas Verdes, mediante el procedimiento de declaración de interés insular permite a la administración actuar como testaferro de los promotores y expropiar.

Además, los proyectos que se llevan a cabo no cuentan con la opinión de la población de la isla: no se han abierto procedimientos de participación ciudadana y se ignora sistemáticamente a los movimientos sociales. El escaso interés en las palmeras y palmeros se pone de manifiesto en diversas situaciones, pero llama especialmente la atención que la declaración de interés insular no se haya utilizado para poner a disposición de la población una sumamente necesaria vivienda pública o invertir en la rehabilitación de la vivienda existente.

Estas actuaciones por parte de los representantes políticos muestran que no quieren laxitud para la población palmera, lo que quieren es carta blanca para unos macroproyectos hoteleros, que sólo benefician a una minoría social de especuladores y multinacionales, mientras aprovechan el sufrimiento del pueblo para llevarlos a cabo impunemente con la supuesta reconstrucción.

Esta plataforma ciudadana denuncia que dos años después del volcán contamos con cero soluciones residenciales reales y públicas. Frente a proyectos de urbanizar con múltiples hoteles el litoral de Los Llanos de Aridane, balnearios de lujo al lado del Tajogaite o campos de golf en Fuencaliente y La Pavona. Creemos firmemente que esta emergencia constituye un claro abuso de poder.

Plataforma Ecologista Palmera