Dos años después, Cruz Roja sigue acompañando a las personas afectadas por la erupción volcánica de La Palma

 Los vecinos y vecinas de La Palma no olvidarán el 19 de septiembre de 2021, fecha en la que estalló el volcán de Cumbre Vieja y dejó a su paso la mayor catástrofe natural de la historia reciente de España. Tierra inservible, casas destruidas, personas desplazadas de sus hogares. El volcán continuó causando estragos durante los siguientes 85 días. Muchas vidas cambiaron. Cruz Roja estuvo cerca de ellas desde el primer minuto y, dos años después, sigue estando presente en la isla y cerca de quienes necesitan (todavía) ayuda, asistencia y acompañamiento.

Las asambleas comarcales Oeste y Este de Cruz Roja en La Palma fueron las que primero movilizaron a su voluntariado que, durante las primeras horas, trabajó para apoyar las evacuaciones urgentes, dispuso los primeros albergues temporales y garantizó la cobertura de todas las necesidades básicas. Se colaboró especialmente en la evacuación de personas con movilidad reducida y se facilitó la evacuación de animales. Se desplegaron, además, los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE), respaldados por una red de Centros Logísticos de Emergencia a nivel insular, autonómico y estatal, que también recibieron el apoyo operativo del Centro de Operaciones Autonómico (COA). Era solo el principio.