¿Educación online? La Palma, a la cola de Canarias con un 44% de los hogares sin ordenador

127

Un estudio realizado por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC) ha puesto en evidencia que difícilmente se puede aplicar con éxito el plan de la Consejería de Educación para realizar las clases a distancia por vía telemática o mediante recursos online. No todas las Islas están preparadas para ello y según afirma Comisiones Obreras en un comunicado reciente, “nadie se ha preocupado de ello”.

Así, en el marco del actual problema para la educación generado por la pandemia del coronavirus, el sindicato entiende que “la oferta de cursos online relacionados con las nuevas tecnologías por parte de la Consejería de Educación, al menos en la enseñanza pública no universitaria, es de momento insuficiente y el aprendizaje de las nuevas herramientas azaroso. Una regulación de urgencia ambigua y tardía con interpretaciones en ocasiones sin conexión con la realidad”.

El dato evidencia la brecha digital que sufre Canarias: La Palma encabeza la lista de islas en cuanto al número de hogares sin ordenador, con un terrible 44,11%, según esa estadística, incluso por debajo de La Gomera (37,05%) y El Hierro (30,54%). Ver siguiente cuadro:

Según ese estudio del Instituto Canario de Estadística (ISTAC) de 2018 (https://cutt.ly/ZtKVxvO), el 30,88% de los hogares canarios no disponía de ordenador y solo el 19,04% tenían dos ordenadores. Por otro lado, y según la misma fuente, un 22,68% de las viviendas no tenía acceso a internet.

Mucho debe haber cambiado la situación en 2019 para que la denominada brecha digital, que no es otra que la cara tecnológica de la brecha social, haya disminuido de tal manera que el acceso a la educación en condiciones de equidad sea un objetivo viable en estas circunstancias.

Desde CCOO exigen a la Administración canaria que publique cuanto antes los resultados de la consulta sobre necesidades tecnológicas del alumnado (https://cutt.ly/ctKVkZR) que ha realizado recientemente a las y los responsables de los centros, con el fin de obtener una información actualizada de esa realidad y ponga las herramientas informáticas y la conectividad necesaria a disposición del alumnado y profesorado que lo necesite.

El sindicato recuerda además que el profesorado canario de todos los niveles educativos ha tenido una respuesta impecable y silenciosa ante las exigencias que ha supuesto la crisis del COVID-19, la suspensión de las clases presenciales y la declaración del estado de alarma el 14 de marzo.

Se ha volcado en la enseñanza a distancia online, un entorno completamente nuevo en muchos casos, sin que nadie se haya preocupado por sus carencias: de recursos, en algunos casos, de experiencia en esos nuevos entornos virtuales, en otros, en jornadas de trabajo interminables, o simplemente en su situación personal o familiar.

www.eltime.es