El Ayuntamiento de Puntallana invertirá más de 50.000€ en la restauración de la BILA gracias a los fondos LEADER.

Una vez culminados los trabajos, se destinará a centro colaborativo o coworking para profesionales independientes, emprendedores o asociaciones locales, favoreciendo así la generación de empleo en el municipio.

76

El Ayuntamiento de Puntallana invertirá a lo largo del próximo año 2021, un total de 50.263,16€ en la restauración y adaptación a centro coworking de la antigua biblioteca municipal, un edificio de arquitectura doméstica canaria adquirido por el consistorio en 1992 y que desde hace más de una década alberga la Biblioteca Internacional de Lengua Alemana (BILA), con uno de los fondos bibliográficos más importantes del archipiélago en lengua germana.

Con este proyecto, que será una realidad gracias a la subvención otorgada por los fondos europeos LEADER gestionados por ADER La Palma, el edificio enclavado en pleno casco antiguo del municipio no solo recuperará su esplendor y valor histórico, sino también establecerá un novedoso espacio colaborativo o coworking, que albergue todo tipo de iniciativas novedosas, que generen cohesión social a nivel local y continúe albergando la Biblioteca Internacional de Lengua Alemana.

Este tipo de espacios son actualmente una tendencia que gana adeptos entre los profesionales. Con esta premisa se desarrolló la idea de establecer un área de estas características que dotara a Puntallana de un espacio de trabajo para profesionales independientes, emprendedores o asociaciones locales.

Entre las obras a realizar están el acondicionamiento de los exteriores, el pintado y restauración de carpintería tanto en interiores como exteriores o sustitución de luminarias por tecnología LED entre otros.

Tanto el alcalde Víctor Guerra con el concejal de Desarrollo Local Héctor Cabrera destacan la importancia que este proyecto tendrá para la zona revalorizando estas dependencias municipales, recuperando un edificio histórico y diversificando el uso del mismo, que permitirá alternar sus funciones como BILA con las de centro de trabajo o coworking.