El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma pone en funcionamiento la instalación fotovoltaica del Pabellón Roberto Estrello

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha puesto en funcionamiento la instalación fotovoltaica del pabellón deportivo multiusos ‘Roberto Rodríguez Estrello’ que permitirá el ahorro inicial de 3.000 euros anuales a las arcas municipales, la disminución del consumo eléctrico en 20.000 kilovatios/hora y una disminución de la huella de carbono de unas 15 toneladas al año. 

La puesta en marcha de este equipamiento es una prioridad para el actual equipo de gobierno, dando por fin salida a una infraestructura energética instalada en la cubierta del recinto deportivo en 2010 y compuesta por compuesta por un total de 391 módulos y dos inversores Solar Max de de 30 kW y 50 kW. 

Desde la pasada semana ya se encuentra en funcionamiento y para ello ha sido necesario llevar a cabo trabajos de mantenimiento, reparación, limpieza, así como la adaptación a la normativa legal vigente, modificada en los últimos años. 

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris, ha visitado el recinto y afirma mostrarse satisfecho “ya que esta instalación no solo permitirá ahorrar en el futuro hasta 18.000 euros anuales en la factura eléctrica municipal, sino que además nos coloca en una posición ventajosa con respecto a los compromisos adquiridos en materia de sostenibilidad y de la Agenda 2030”, ha comentado el regidor.

El objetivo del ayuntamiento santacrucero es continuar trabajando en los próximos meses para realizar las gestiones oportunas y aprovechar los posibles excedentes de energía que se produzcan para destinarlos a otras instalaciones municipales, obteniendo de esta manera un rendimiento aún mayor de la instalación del pabellón y disminuyendo el coste energético en el resto edificios de la corporación. 

Así se pasará a desarrollar un sistema de autoconsumo colectivo pionero en las entidades públicas de la isla de La Palma, disminuyendo en hasta 120.000 kilovatios/hora, que equivaldrían a unos 18.000 euros de ahorro en la factura de la luz anual y una reducción de 90.000 toneladas de dióxido de carbono cada año.