El BOE levanta la prohibición de vuelos comerciales entre islas

74

Con el inicio este lunes de la Fase 1 en el resto de Canarias (La Gomera, El Hierro y La Graciosa iniciaron esta fase una semana antes que el resto de islas) el transporte aéreo comienza a retomar la normalidad en las islas. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha levantado las restricciones que había para que operen vuelos comerciales en una orden publicada hoy en el BOE en la que establece las condiciones a aplicar en esta fase de la desescalada del estado de alarma por el coronavirus en materia de movilidad.

De este modo, desde mañana se levanta la prohibición a la realización de operaciones aéreas comerciales regulares entre las Islas Canarias, pero se mantienen, no obstante, las restricciones de conexión con la Península. El ministerio también ha decretado que, para salvaguardar una conectividad aérea básica esencial entre las islas durante la duración del estado de alarma, se considerarán como servicio mínimo imprescindible la realización dos frecuencias diarias entre Tenerife Norte-La Palma.

La orden también fija el importe a las tarifas de referencia para cada una de las rutas, en los trayectos de ida, que quedan establecidas en los importes siguientes: Gran Canaria-La Palma, 106 euros; Tenerife Norte-La Palma, 72 euros; La Palma-Lanzarote 112 euros.

Transportes establece que las aerolíneas que vayan a prestar servicios deberán garantizar, mediante el procedimiento que consideren más adecuado la seguridad sanitaria. A estos efectos, se considerará suficiente ofrecer al público solo el 50% de la capacidad total de cada aeronave para asegurar la debida separación entre pasajeros.

En el caso del transporte marítimo, la orden también habilita a Canarias a establecer las condiciones de prestación de servicios regulares en las líneas marítimas interinsulares y mantiene las restricciones de conexión con la Península.

En aquellos territorios que vayan a evolucionar a la fase 1, se permitirá navegar entre puertos o puntos del litoral a los barcos dedicados al transporte turístico de pasajeros, que no sean buques de pasaje tipo crucero; los destinados a actividades de impartición de prácticas y cursos de formación, y los utilizados con finalidad recreativa o deportiva por sus propietarios o en arrendamiento náutico.

ACCEDE AQUI AL BOE en PDF.

www.eltime.es