El Cabildo ha retirado y gestionado más de 207 toneladas de residuos de invernaderos afectados por la erupción volcánica

Nieves Rosa Arroyo recuerda que la institución insular puso en marcha este servicio en enero ante el colapso de estas instalaciones en el Valle de Aridane

La Consejería de Residuos y Actividades Clasificadas del Cabildo de La Palma ha retirado y gestionado 207,4 toneladas de residuos de los invernaderos que se vieron afectados por la erupción volcánica en el Valle de Aridane y 270 metros cúbicos de escombros de estas instalaciones agrícolas.

La consejera responsable del área, Nieves Rosa Arroyo, destacó que el Cabildo ha estado al servicio de la ciudadanía desde que se inició la crisis volcánica en todos los frentes de la emergencia y, en este caso, cooperando con el sector agrícola el Valle de Aridane que se ha visto gravemente afectado por la acción de las coladas, en la gestión de los residuos.

Arroyo recuerda que un importante número de fincas agrícolas dedicadas al cultivo del plátano sufrieron la destrucción de los invernaderos al colapsar su estructura por el peso de la ceniza. De ahí que se pusiera en marcha, en enero de 2022, un servicio de recogida, transporte y gestión de residuos procedentes de dichas instalaciones agrícolas consistentes en malla, film plástico, tuberías de riego de polietileno, tuberías metálicas, alambre y escombros de demolición.

El servicio consistió en la colocación de 4 contenedores o cajas de 30 m3 de capacidad en la zona sur de Puerto Naos, con un horario establecido y vigilancia para controlar las entradas y la correcta distribución de los residuos.

Los contenedores llenos de film, malla y tuberías de polietileno se transportan hasta las instalaciones del gestor autorizado en la Isla para su tratamiento (prensado) y transporte hacia el tratamiento final en la Península.

En total se han retirado 77,24 toneladas de malla, 6,2 toneladas de film de invernadero, unas 4 toneladas de tubería de polietileno y más de 270 metros cúbicos de escombros, a los que hay que añadir la retirada de más de 120 toneladas de alambre.

Nieves Rosa Arroyo señala que el Cabildo tiene previsto mantener este servicio hasta final de la presente anualidad, ante la demanda existente.