El Cabildo licita la mejora de carretera del norte entre el túnel de La Galga y la rotonda de Los Tilos, y la travesía de Barlovento.

La corporación ha tenido que licitar nuevamente estos trabajos tras desistir de su ejecución la empresa que ganó el concurso.

26

El Cabildo de La Palma ha sacado a licitación nuevamente las obras de repavimentación de la travesía de Barlovento y del tramo de la carretera del norte comprendido entre el túnel de La Galga (Puntallana) y la rotonda norte del arco de Los Tilos, en San Andrés y Sauces. Un proceso que se ha vuelto a reiniciar debido a que la empresa que resultó adjudicataria ha desistido de su ejecución y la legislación obliga a la Administración insular a sacar de nuevo a licitación pública las obras.

La obra de repavimentación de la carretera LP-1, entre el túnel de La Galga y la Rotonda de Los Tilos, que abarca una longitud de la vía de 5,2 kilómetros, sale a licitación por un presupuesto de 1.115.000 euros y cuenta con un plazo de ejecución de dos meses y medio.

En lo que se refiere a la travesía de Barlovento, con una longitud de 1,5 kilómetros, cuenta con un presupuesto de licitación de 353.737 euros y un plazo de ejecución de 15 días.

El consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, ha indicado que la ejecución de sendas obras de repavimentación permitirá mejorar considerablemente el estado de la carretera LP-1 y la seguridad vial para sus usuarios, a su paso por los municipios de Puntallana, San Andrés y Sauces y Barlovento.

Perdomo ha señalado que en sendos casos se ha producido un deterioro de la capa de rodadura que se va a subsanar con estas dos intervenciones en la vía. En esta línea ha destacado el empeño del Gobierno insular en mejorar el estado de conservación de las carreteras de La Palma, de manera que sean más seguras y las comunicaciones más fluidas dentro de la isla, realizando para ello un notable esfuerzo inversor con fondos propios.

Por último, el consejero ha querido expresar sus disculpas por el retraso que ha sufrido la ejecución de estas obras, debido a motivos ajenos a la Administración insular.