El Cabildo lleva el trabajo de recuperación del patrimonio cultural afectado por el volcán a unas jornadas técnicas europeas

 

El Cabildo de La Palma ha estado presente, entre los días 17 y 19 de octubre, en las jornadas técnicas europeas Los paisajes culturales como paradigma de resiliencia y sostenibilidad, celebradas en la sede del Colegio de Arquitectos de Baleares, en Palma de Mallorca. Este evento, al que ha acudido el jefe de Sección de Patrimonio Histórico y Arqueológico de la institución insular, Felipe Jorge Pais, forma parte de la presidencia española de la Unión Europea y está organizado por el Ministerio de Cultura y Deporte, así como la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes.

En concreto, el representante palmero ha participado en la denominada Mesa 4, que lleva por título ‘Paisajes Culturales ante desastres naturales’, a la que asistieron delegados de administraciones y entidades de distintos países, tales como Estados Unidos, Italia, Grecia, Bolivia y España. Un espacio en el que Pais se centró en diversos aspectos vinculados a la erupción volcánica de 2021, que, entre muchas otras secuelas, ha provocado daños en el patrimonio cultural palmero.

Sobre la labor desarrollada desde la primera Corporación, de la mano de los ayuntamientos, para paliar precisamente esa afección a inmuebles de titularidad insular, el presidente del Cabildo, Sergio Rodríguez, recuerda que “las actuaciones para la preservación se llevaron a cabo incluso durante el proceso eruptivo, tratando de evitar la desaparición o mutilación de algunos bienes patrimoniales como, por ejemplo, la ermita de San Nicolás de Bari, en Las Manchas, o el poblado de cabañas del barranco de Las Ovejas, en El Paso”.

Al respecto, el consejero insular de Patrimonio, Pablo Díaz Cobiella, señala que tras el devastador fenómeno natural se puso en marcha un Plan de Recuperación del Patrimonio Cultural con la participación de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. Unas acciones en las que se contó con la colaboración, también, de personal técnico de los ayuntamientos del Valle de Aridane (Los Llanos, El Paso y Tazacorte), lo que, explica, “nos ha permitido llevar a cabo inventarios arqueológico-etnográficos, crear exposiciones, organizar cursos o participar en distintos congresos y jornadas”.

Por su parte, Felipe Jorge Pais valora que la erupción “nos ha demostrado la fragilidad del patrimonio cultural ante episodios catastróficos de este tipo, para los que en absoluto estábamos preparados. Dejando claro que es muy difícil, por no decir imposible, enfrentarnos a su poder destructor, hemos comenzado a trabajar en una serie de propuestas para proteger y poner en valor distintos conjuntos patrimoniales dispersos por toda la Isla”.

En este sentido, el jefe de Sección resalta la importancia de diseñar Planes de Salvaguarda y Emergencia de diferentes elementos patrimoniales, con especial hincapié en los ubicados en la mitad sur de La Palma, al tratarse del área “donde la probabilidad de futuros volcanes es muy elevada”. Así, detalló que ya se está trabajando junto al Ministerio de Cultura en los planes del Museo de la Seda (El Paso), el Museo Arqueológico Benahoarita (Los Llanos de Aridane), el Archivo Municipal aridanense, el Museo Insular (Santa Cruz) y Belmaco (Mazo).

De otro lado, cabe destacar que se ha incoado el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural el Real Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves (Santa Cruz), el barranco de Las Ovejas (El Paso), el Llano de Argual (Los Llanos) o el conjunto histórico de Tazacorte, entre otros.