El Cabildo promueve la ‘Declaración Tajogaite’ para consolidar la educación para el desarrollo sostenible en el Atlántico Este

El Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Medio Ambiente, promueve y se adhiere a la Declaración Tajogaite impulsada en el Encuentro Atlántico de Educación Ambiental para la Sostenibilidad celebrado hace una semana en la Isla. Esta acción ratifica el compromiso de la institución a la hora de consolidar la educación para desarrollo sostenible en La Palma y extenderlo hacia las áreas de la Macaronesia (Canarias, Azores y Madeira), Portugal y Galicia.

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, María Rodríguez, insiste en la importancia de fomentar la educación ambiental desde todos los ámbitos de la sociedad. 

“Abordamos el desarrollo sostenible desde un enfoque integral. Tenemos que hacer partícipe a toda la ciudadanía de este cambio de modelo. Es nuestro deber involucrar a los profesionales de la educación, a los medios de comunicación, a la ciencia, a las redes sociales, así como al mundo de la cultura y del deporte en esta transformación”, apunta.

Una Red de Educación Ambiental para la Sostenibilidad

Respecto a la educación ambiental, la consejera insiste en desarrollar ecosistemas de participación, tales como el ocurrido en el Encuentro Atlántico de Educación Ambiental para la Sostenibilidad.

“Este tipo de espacios nos permiten intercambiar experiencias y dialogar con empresas, instituciones, responsables públicos y la propia ciudadanía para lograr esfuerzos más eficientes. De hecho, la Declaración Tajogaite nació en ese foro”, apunta.

La Declaración Tajogaite se encuadra dentro del marco de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) 2030, aprobado por la Conferencia General de la UNESCO. Persigue los objetivos del Programa de Acción Mundial con el fin de reorientar y fortalecer la educación y el aprendizaje para contribuir a todas las actividades en favor de la sostenibilidad y la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

En definitiva, el gran objetivo es establecer una Red de Educación Ambiental para la Sostenibilidad en el ámbito del Atlántico Este.

“Necesitamos estilos de vida más sostenibles. Necesitamos modelos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Necesitamos fortalecer el aprendizaje y las competencias de las generaciones futuras. Necesitamos valentía, determinación, perseverancia y unión para avanzar hacia una mayor justicia social, climática y de conservación de la biodiversidad”, sostiene María Rodríguez.

Conservar los espacios naturales protegidos 

Desde la Consejería de Medio Ambiente se ponen en valor los esfuerzos para mejorar la conservación de los espacios naturales protegidos, con nuevos planes rectores e inversiones que permiten mejorar, regular y conservar el entorno. En este sentido, es la redacción del documento técnico ambiental de la Montaña de La Laguna.  Una acción que este 2022 ha recibido un impulso definitivo, tras más de cinco años trabajando en la aprobación de las Normas de Conservación.

El Área de Medio Ambiente también está haciendo énfasis en fortalecer la educación ambiental. Prueba de ello son las inversiones para modernizar y mejorar los centros de visitantes de Cumbre Vieja, Los Tilos y Puntagorda. O la contratación de hasta seis informadores que impulsarán la calidad y la divulgación de los diferentes puntos de información. 

También destaca la puesta en marcha de la Estrategia de Educación Ambiental de La Palma, que sirve de hoja de ruta para promover el desarrollo sostenible en La Palma.