El Cabildo se une para pedir la ubicación del Centro Vulcanológico Español en La Palma

La Junta de Portavoces del Cabildo de La Palma ha aprobado por unanimidad el reiterar la petición de que el Centro Vulcanológico Español se ubique en la Isla, dado que el pasado año La Palma fue el escenario de la mayor erupción volcánica producida en España en los últimos 50 años.

Se trata de una solicitud que ya hizo recientemente el grupo de gobierno del Cabildo de La Palma y que ahora la Junta de Portavoces ratifica con una declaración institucional que también pide al Ejecutivo regional y al Parlamento de Canarias que respalden esta propuesta de la Isla como la mejor alternativa para albergar este centro de estudios. 

El presidente insular, Mariano Zapata, incide en el acuerdo que existe entre los tres partidos que conforman la Corporación Insular en este sentido y recuerda que el pasado año la Isla se posicionó a nivel nacional e internacional en materia científica debido a la erupción que tuvo lugar el pasado 19 de septiembre en El Paso. 

En este sentido, el presidente recuerda que durante la emergencia volcánica La Palma contó con la presencia de la comunidad científica internacional, así como la red de vigilancia volcánica que el IGN tenía desplegada desde que se registraron los primeros enjambres sísmicos, que permitió afrontar la erupción con cierta anticipación, posibilitando la evacuación en diferentes momentos de zonas en las que se preveía el paso de la lava, o en aquellas zonas en las que la calidad del aire no era la adecuada. 

“El trabajo de los científicos ha sido fundamental antes, lo fue durante la erupción y lo está siendo ahora en pleno proceso de recuperación”, recuerda Mariano Zaapta, quien incide en que la Isla ha sido durante meses el lugar de residencia de un gran número de vulcanólogos, físicos, geólogos, sismólogos y un largo etcétera de profesionales a los que la erupción ha servido como una oportunidad única para estudiar in situ el comportamiento de estos procesos sismovolcánicos, y poder elaborar, a partir de los datos que ha arrojado la erupción, nuevas líneas de estudio que permitan prever mejor en el futuro estas situaciones”. 

Por eso, desde el Cabildo de La Palma se defiende que la zona de Cumbre Vieja es una de las más “vivas” y con mayor actividad del mundo, donde se han producido ocho erupciones, lo que convierte a la Isla en el lugar idóneo del territorio nacional para el estudio de los procesos eruptivos. 

En este sentido, la Junta de Portavoces destaca que los resultados de los estudios realizados sobre la erupción de 2021 arrojarán datos y proporcionarán nuevas líneas teóricas de investigación y análisis a los que será inevitable acudir cuando se pretenda estudiar o afrontar un proceso sismo-volcánico en cualquier parte del mundo.