El Cabildo tiene que devolver casi siete millones de euros al Estado por la inejecución de las obras de la carretera del Roque por parte del anterior gobierno 

Además, debe hacer frente al pago de otro casi millón y medio en concepto de intereses de demora

El Cabildo de La Palma, a través de su Consejería de Infraestructuras, tendrá que devolver casi siete millones de euros a la Dirección General de Carreteras, perteneciente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, al no justificarse en los años 2018 y 2019 la inversión de estos recursos en la ejecución de los trabajos de mejora de la carretera del Roque de Los Muchachos.

El Cabildo recibió en enero de 2018 y 2019 sendas subvenciones de la Dirección General de Carreteras por importe de cuatro millones de euros cada una. Un total de ocho millones de euros para intervenir en la mejora del asfaltado y trazado de la carretera del Roque de Los Muchachos, con la correspondiente ampliación de la calzada y estabilización de taludes.

Esos importes correspondían a la aportación del Estado a un convenio suscrito con el Cabildo de La Palma para la mejora de la carretera de Acceso al Instituto Astrofísico de Canarias en las cumbres de la Isla, también uno de los principales puntos turísticos de la Isla, y que permitió que se aportaran un total de ocho millones de euros a esa intervención. 

Es ahora cuando la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes requiere al Cabildo insular la devolución de la mayoría de la subvención concedida para esas anualidades, ya que no han sido remitidas justificaciones algunas de intervención en la vía, por lo que el Cabildo de La Palma ha incumplido con los fines de esos fondos. 

Por ello, con fecha de 12 de febrero de 2024 se dictó la resolución que ahora ha sido trasladada al Cabildo de La Palma informando de la obligatoriedad de devolver 2.960.610,92 euros correspondientes al pago recibido en 2018 y otros 3.994.082,50 euros del año 2019 que no fueron ejecutados por la Consejería de Infraestructuras.

En el caso de la primera anualidad, sólo se justificó por parte de la Consejería de Infraestructuras del Cabildo de La Palma en el anterior mandato la inversión de poco más de un millón de euros de los cuatro recibidos, mientras que en el segundo año, la devolución corresponde a casi la totalidad de la subvención recibida. 

Además, El Cabildo de La Palma tendrá que hacer frente al pago de intereses de demora, sumando a los casi siete millones de euros que no fueron invertidos otros 683.034,61 euros de la anualidad 2018 y 771.034,61 euros de 2019. Casi 1,5 millones de euros que tendrán que retraerse de otras inversiones para poder dar cumplimiento a la resolución dictada desde el Estado y solventar la falta de gestión de los responsables del área insular de Infraestructuras y de la Presidencia del Cabildo en esos años.