El Consorcio continúa impulsando el compostaje en centros educativos y de atención a la discapacidad.

La consejera Nieves Rosa Arroyo destaca la importancia de este tipo de iniciativas para educar a los jóvenes en prácticas más sostenibles que contribuyan a cuidar el medio ambiente.

31

Un total de 20 centros educativos y de atención a la discapacidad y dependencia de la Isla han continuado elaborando compost orgánico en la segunda edición de la campaña de compostaje del Consorcio de Servicios de La Palma, un programa que pretende fomentar la creación de abono natural a través de la recogida separada de biorresiduos, consiguiendo, así una importante reducción en la cantidad de materia orgánica que llega al Complejo Ambiental de Los Morenos.

El objetivo principal de esta iniciativa es implicar y concienciar a la comunidad educativa, en general, y en especial, a los menores, sobre la necesidad de realizar una adecuada separación de los residuos y adquirir, así, hábitos más sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

Desde el pasado año 2017, el Consorcio de Servicios se ha encargado de repartir una compostera a cada uno de los centros participantes, para que los jóvenes puedan aprender a elaborar compost a partir de la materia orgánica generada en las instalaciones y utilizar este abono para sus jardines y huertos.

La consejera delegada del Consorcio y responsable de Servicios del Cabildo de La Palma, Nieves Rosa Arroyo, señala que “el programa de Compostaje es una herramienta esencial y destaca que el cuidado del entorno es responsabilidad de todos, por lo que es necesario y esencial educar a los jóvenes en prácticas más sostenibles que ayuden, además, a que la isla continúe siendo un ejemplo en la gestión de materia orgánica”.

Por su parte, el gerente del Consorcio, Álvaro Duque, se muestra satisfecho con la labor realizada por los centros que participaron en la campaña y recuerda que “ desde el Consorcio de Servicios hemos facilitado a todas estas instalaciones un servicio de asesoramiento personalizado, por parte de un experto en compostaje, que ha realizado visitas continuas a los centros educativos con el fin de informar al profesorado y personal de mantenimiento sobre el uso correcto de las composteras”.

Este asesoramiento técnico ha permitido adaptar el trabajo con el compost a las necesidades concretas, según el volumen de desechos orgánicos generados, las condiciones atmosféricas del lugar y el huerto del que dispone cada centro.

A día de hoy, los 20 centros que participan son el EIM Nina Lola Albelo; el Colegio Específico de Educación Especial El Dorador; el Centro de Atencion a la Discapacidad de Triana; CEIP Mariela Cáceres Pérez; CEIP La Laguna; IES Pérez Pulido; el CEIP Benahoare; en Breña Alta;el CEIP Miranda; el CEIP Rita Rodríguez Álvarez; CEIP Puntagorda; CEIP Adamancasis; CEIP La Rosa; CEIP Todoque; IES Villa de Mazo; CEIP Las Ledas; la Escuela Infantil Municipal de Breña Alta; IES Alonso Pérez Díaz; CEIP Tagoja; CEIP El Granel y CEIP Los Galguitos, en Puntallana.

La campaña de compostaje se enmarca dentro de las acciones impulsadas a lo largo del año por el Consorcio de Servicios para potenciar un modelo de desarrollo más sostenible, basado en la adecuada separación de los biorresiduos en la Isla y la reutilización de los residuos. A día de hoy, el Consorcio de Servicios es responsable de la gestión y recogida de residuos orgánicos que se realiza en los municipios de El Paso, Fuencaliente, Los Llanos de Aridane y Villa y Puerto de Tazacorte.