El dinero, la política y los terrenos: Las principales incertidumbres recogidas en los talleres vecinales para la reubicación de Todoque

En este último taller, realizado entre los meses de junio y julio dirigido al núcleo de Todoque sobre el escenario de reubicación, se han recogido numerosas incertidumbres que aún quedan entre los vecinos y vecinas de la zona.

Fuente: I Love The World

Tras la erupción volcánica se marcó como imprescindible la planificación a través de una intervención social basada en la participación de las personas afectadas. Para ello se han realizado hasta tres talleres de participativos en el que se ponen de manifiesto «la importancia de la coordinación y cooperación entre entidades y proyectos». En este último taller, realizado entre los meses de junio y julio dirigido al núcleo de Todoque sobre el escenario de reubicación, se han recogido numerosas incertidumbres que aún quedan entre los vecinos y vecinas de la zona.

 

Durante el Taller II se estableció un mapa de preferencias de reubicación para el núcleo de Todoque. En el mapa que se muestra a continuación, se puede ver en color más intenso aquellas bolsas donde existió mayor preferencia de reubicación y, en color más claro, menor preferencia. Sobre el mismo mapa también se ilustra el barrio sentido en color azul.

Mapa de los resultados de los talleres II sobre preferencias de reubicación para el núcleo de Todoque.

Tras los mapas expuestos durante los dos primeros talleres, se ponía sobre la mesa un plano o mapa a escala 1:6.000 de El Valle de Aridane en el que se presentó a cada grupo la actualización de las bolsas de suelo propuestas por el Marco Territorial de Recuperación, teniendo en cuenta toda la información obtenida hasta el momento.

Mapa de bolsas de suelo del Marco Territorial actualizadas.

Estas bolsas de suelo incluyen la previsión del territorio a ordenar para la reubicación de los cuatro núcleos afectados. Las bolsas con un color más oscuro son las que tuvieron mayor representatividad en el taller II de iniciación a las propuestas. A continuación, se recogían las incertidumbres que surgen del debate generado sobre las bolsas de suelo propuestas y se vuelcan en un panel para ser posteriormente analizadas.

Entre las incertidumbres recogidas se encontraban: la coordinación de la gestión de la recuperación; temor a que se acabe el dinero; miedo a que el trabajo no se tenga en cuenta por la parte política; la autorización para edificar en terrenos con protección paisajística; regular la especulación con los terrenos afectados; ampliar DL 1/2022 a toda la Isla y no solo a la primera vivienda; la contratación de seguros por riesgo volcánico o la problemática de las elecciones entre otros.

Tras esa «lluvia de incertidumbres», los resultados de dicho proceso participativo se llevarán a pleno, donde se validará junto a la parte política.