El Estado prepara el post-confinamiento para mayo: primero los jóvenes, después los mayores

158

Ya conocemos que las medidas de confinamiento nos llevarán hasta los últimos días de abril. Quizás sea pronto, pero muchos ya pensamos en lo que va a ocurrir al día siguiente. ¿Podremos salir a la calle libremente?, ¿abrirán bares, restaurantes y comercios con normalidad?, ¿volverá la operatividad de nuestros aeropuertos?.

Muchas incógnitas a despejar que, a lo mejor, ya comienzan a resolverse con la ampliación del estado de alarma. Durante las dos semanas de más, se volverá a permitir las actividades no esenciales que se cancelaron hace una semana, dando quizás un primer paso hacia la vuelta a la normalidad.

Así, existe optimismo sobre que una vez superada esta etapa de confinamiento, con la llegada del mes de mayo, pueda abrirse la mano y se comience a permitir salidas esporádicas y solitarias, así como sacar a los niños a la calle. El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, dijo esta semana en el Congreso que “se está estudiando” esa posibilidad.

Serán los más jóvenes los que tengan el “privilegio” de volver a pisar la calle con cierta normalidad, cumpliendo las normas de prevención y garantizando que en pocos días puedan sumarse nuevos colectivos a esa libertad, dejando a las personas mayores, más vulnerables, para el momento en el que se haya vencido al virus.

En mayo se podría comenzar a permitir muy pronto hacer deporte, salir a correr individualmente y de forma controlada y separada, que los padres paseen con sus hijos, aunque sea cerca de los domicilios y en distancias cortas, siempre que se asegure que el distanciamiento social se cumple.

Por eso, una vez que los niveles de transmisión sean lo suficientemente bajos se irá abriendo poco a poco la mano, permitiendo más actividades y se irá comprobando con una vigilancia muy estricta si hay algún rebrote.

Expertos plantean incluso la expedición de algo parecido a un “salvoconducto sanitario” para que las personas que ya hayan pasado la enfermedad y, supuestamente, tengan inmunización, puedan incorporarse antes a una vida normal tras pasar un test de anticuerpos. Algunos epidemiólogos también hablan de una posible diferenciación por comunidades autónomas. No todas atraviesan el mismo momento de la epidemia, por lo que puede tener sentido que no todas medidas sean idénticas y al mismo tiempo para ellas.

www.eltime.es