El flujo difuso de CO2 en La Bombilla es 100 veces mayor que en los suelos volcánicos de Canarias

Campos de bombas volcánicas con la columna de gases y piroclastos de fondo. Fuente: Carlos Lorenzo (IGME)
La presencia de gases en Puerto Naos y La Bombilla es uno de los grandes problemas derivados de la erupción volcánica, que mantiene ambos núcleos inaccesibles. INVOLCAN, que monitoriza constantemente la situación de los gases, explica cuán «anómala» es la emisión de gases en La Bombilla.
Estos expertos comienzan explicando que los volcanes emiten importantes cantidades de gases a la atmósfera y estás tienen lugar a través de manifestaciones visibles (penachos, fumarolas, hervideros, etc.) y no-visibles al ojo humano. Estas últimas se denominan emanaciones difusas, dispersas y silenciosas, y son principalmente de CO2, el segundo componente mayoritario de los gases volcánicos después del vapor de agua.
Desde finales de los 90, el grupo volcanológico del ITER, ahora formando parte del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), realiza una monitorización de la emisión difusa de CO2 a la atmósfera por el volcán Cumbre Vieja (220 km2) y desde finales de diciembre de 2021 también realiza una monitorización de la emisión difusa de CO2 a la atmósfera que tiene lugar a través de la zona de La Bombilla (0,033 km2). Desde entonces se han realizado 34 campañas científicas en La Bombilla, prácticamente una cada semana, y cada uno de ellas con 84 puntos de observación.
La tasa de emisión difusa de CO2 relacionadas con Cumbre Vieja y La Bombilla no se pueden comparar porque estos datos se corresponden con áreas muy diferentes (Cumbre Vieja = 220 km2 y La Bombilla = 0,033 km2), pero si normalizamos estas tasas de emisión por unidad de área (km2) estas emisiones si se pueden comparar. La comparativa de los resultados normalizados por unidad de área nos refleja que la emisión difusa de CO2 por unidad de área en La Bombilla ha sido aproximadamente entre 20 y 500 veces superior a la registrada para Cumbre Vieja desde que se empezó a realizar un seguimiento y medida de la emisión difusa de CO2 en La Bombilla a finales de diciembre de 2021. Esta observación pone de manifiesto que las emanaciones difusas de CO2 en La Bombilla son claramente anómalas y que se podrían considerar normales cuando la emisión difusa de CO2 normalizada por unidad de área en La Bombilla sea equiparable a la registrada para Cumbre Vieja.
Por lo general los flujos difusos de CO2 en suelos volcánicos de Canarias se encuentran en el rango de valores de 1 a 10 gramos diarios por metro cuadrado, en el caso de La Bombilla se han registrado valores promedios que superan los 1.000 gramos diarios por metro cuadrado. La realización de mapas de distribución espacial del flujo difuso de CO2 nos permite zonificar La Bombilla e identificar las zonas de La Bombilla donde se registran los mayores flujos difusos de CO2.