El Gobierno abona las ayudas al alquiler pendientes a los afectados por la erupción de La Palma

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad, ha agilizado el pago de las ayudas al alquiler concedidas a las familias que perdieron su vivienda durante la erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma. 

El consejero Pablo Rodríguez ha explicado que, desde el momento en el que su equipo asumió la responsabilidad en materia de vivienda, “la Consejería se ha volcado en la reconstrucción de La Palma, para dar una solución eficaz a una crisis que se prolonga ya durante dos años”. Rodríguez ha detallado que una de las acciones más urgentes ejecutadas desde el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI) ha sido poner al día las ayudas al alquiler para los afectados, abonando el retraso que existía hasta el mes de agosto. 

En este sentido, ha hecho hincapié en que se han incorporado al sistema a 76 nuevas personas afectadas que llevaban esperando un año para beneficiarse de estas ayudas y que pronto podrán recibirlas con carácter retroactivo. 

Para cumplir con este compromiso adquirido con la ciudadanía de La Palma, la Consejería está realizando los trámites para materializar una modificación presupuestaria con la que se incrementarán los 4,2 millones de euros contemplados inicialmente para dar cobertura a estas ayudas. Esta modificación presupuestaria permitirá dar cobertura a las necesidades de las familias más vulnerables de la Isla. 

La Palma 700: Un plan ambicioso para hacer frente a la escasez de inmuebles 

Por otro lado, el director del ICAVI, Antonio Ortega, ha hecho hincapié en la puesta en marcha del plan ‘La Palma 700’, una iniciativa que busca construir al menos 700 viviendas para mitigar la crisis habitacional de isla. “Es una herramienta que profundizará en la colaboración del Gobierno de Canarias con los ayuntamientos de los municipios afectados por la erupción de Cumbre Vieja, que contará con una inversión inicial de 100 millones de euros para construir viviendas en terrenos cedidos por los consistorios». 

Antonio Ortega ha avanzado que la Consejería se encuentra gestionando con los ayuntamientos la posibilidad de que cedan terrenos municipales, que no tienen categoría de urbanos, como urbanos no consolidados, urbanizables, urbanos no sectorizados y rústicos, para poder aplicar los instrumentos de ordenación pertinentes para que los suelos puedan construirse de forma inmediata. 

Asimismo, otra de las líneas de trabajo emprendidas por la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad es la lucha contra la despoblación de las zonas rurales en todas las Islas. “Para ello, estamos poniendo en marcha el programa ‘Rural Life 5×1000: Fortaleciendo nuestros pueblos’, que tiene como objetivo la construcción, al menos, de cinco viviendas por cada 1.000 habitantes en los municipios que cuenten con una población inferior a 20.000. Con ello, se pretende fijar la población en las zonas rurales mediante la oferta de viviendas de promoción pública en régimen de alquiler”, ha explicado Ortega. 

‘Rural Life 5×1000: Fortaleciendo nuestros pueblos’ actuará en cerca de 58 municipios, para construir más de 2.000 viviendas en zonas rurales con un presupuesto superior a 187.000.000 euros. “Este proyecto es especialmente importante para islas como La Palma, en la que las familias buscan una oportunidad para desarrollar su proyecto de vida en el entorno rural”, ha concluido Ortega.