El Gobierno canario abona 7 millones a cerca de 900 ganaderos de las islas afectados por la guerra en Ucrania

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias,  a través de su empresa adscrita Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR Canarias), ha hecho efectivo el abono de 7 millones de euros en subvenciones directas para los ganaderos de las islas que se han visto afectados por las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania. 

Se trata de una ayuda extraordinaria destinada a 875 empresas y autónomos titulares de explotaciones ganaderas de caprino, ovino, vacuno, cunícola, porcino y avícola, con el fin de paliar las pérdidas económicas derivadas de la crisis internacional. Del total de las 994 solicitudes, se ha procedido al pago de 875, mientras que el resto están pendientes de ser subsanadas. Esta línea de subvenciones directas se otorga debido a los efectos negativos que ha provocado la invasión a Ucrania en el sector primario y, más concretamente, en la ganadería.

La responsable regional del área, Alicia Vanoostende, ha destacado que el decreto ley que articula estas ayudas “contempla novedades significativas que repercuten en la mejora del acceso de jóvenes y mujeres al sector, el emprendimiento y compensan los sobrecostes en las islas no capitalinas”. En esta línea, puso de manifiesto “el trabajo conjunto entre nuestra Consejería, la Consejería de Hacienda y las organizaciones agrarias y ganaderas para la realidad de unas ayudas esenciales para un sector que ha sufrido las consecuencias de esta crisis internacional”.

El incremento de los precios de las materias primas para la alimentación animal, así como el aumento del coste de la energía y los combustibles ha agravado la situación de los profesionales del sector, además de dejar un marco de incertidumbre sobre su futuro. A ello se une las características específicas de las islas que, por su situación de insularidad y lejanía, cuentan con una mayor dependencia de insumos externos, con un sobrecoste asociado al transporte. En este sentido, los productores del sector ganadero tienen, además, grandes dificultades para trasladar este incremento de los costes a lo largo de la cadena, lo que provoca que los márgenes de beneficios se vean perjudicados, haciendo peligrar su mantenimiento. 

Con esta ayuda, las explotaciones ubicadas en El Hierro, La Gomera, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote contarán con un importe complementario del 16%, debido a su doble insularidad. También se otorgará un incremento del 5% en las ayudas a explotaciones cuya titular sea una mujer, para seguir avanzando en políticas de igualdad, o una persona joven (menor de 41 años), ya que la situación de crisis actual afecta más considerablemente a quienes están iniciando una actividad empresarial.