El Gobierno de Canarias espera «tener disponible la Balsa de Vicario para el próximo invierno»