El Gobierno presenta en el Congreso los Presupuestos de 2023

 El Gobierno ha presentado hoy en el Congreso de  los Diputados el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado  de 2023. Unas cuentas públicas centradas en la justicia social y la  eficiencia económica que, por un lado, refuerzan el Estado de Bienestar  como garante de unos servicios públicos de calidad mediante recursos récord para políticas sociales de la historia en un contexto de incertidumbre  por la invasión rusa de Ucrania. Y, al mismo tiempo, consolidan el  crecimiento y la creación de empleo a través del cambio de modelo  productivo impulsado por los fondos europeos. 

En el acto institucional celebrado este jueves, la ministra de Hacienda y  Función Pública, María Jesús Montero, ha entregado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el Proyecto de Presupuestos de 2023. En la presentación también han participado la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gualda; el secretario de Estado de Hacienda, Jesús Gascón; la secretaria de Estado de Función Pública, Lidia Sánchez Milán y la subsecretaria de Hacienda y Función Pública, Pilar  Paneque. 

De esta manera, los Presupuestos de 2023 inician su trámite parlamentario  con el objetivo de ser aprobados en tiempo y forma por tercer año  consecutivo, algo que no ocurre desde mediados de la pasada década. En  este sentido, la ministra de Hacienda ha destacado que la presentación de  los terceros Presupuestos de la legislatura es un síntoma de estabilidad y  seguridad para los ciudadanos en un momento de gran volatilidad  internacional. De hecho, la ministra Montero ha resaltado que estas  cuentas son el mejor “antídoto” contra la pobreza, la desigualdad y la  desesperanza.  

Además, la titular de Hacienda y Función Pública ha explicado que  presentar un año más los presupuestos permiten mandar un mensaje de confianza a los inversores y de responsabilidad fiscal a las autoridades  europeas. 

La ministra Montero también ha señalado que espera entablar un “diálogo  franco y constructivo” con los distintos grupos parlamentarios durante las  próximas semanas en el que prime el sentido de Estado y la lealtad hacia los ciudadanos para conseguir aprobar unas cuentas públicas  fundamentales para mitigar en las clases medias y trabajadoras, en los  colectivos vulnerables y en el tejido productivo el impacto de alza de  precios con motivo de la guerra. 

En ese sentido, la titular de Hacienda ha explicado que el Gobierno  apuesta por un reparto justo de la carga de la crisis para evitar aplicar  recetas del pasado que provocaron más desigualdad. Por ese motivo la  política fiscal del Ejecutivo se basa en pedir una mayor aportación a  quienes más tienen al tiempo que adopta medidas para ayudar a la  mayoría social del país con un gasto social récord que alcanza los 266.719 millones de euros, sin incluir los fondos europeos. La cifra alcanza los  274.445 millones con los recursos comunitarios. 

Sostenibilidad de las pensiones 

En ese objetivo de mitigar el impacto de la inflación se enmarca la  revalorización de las pensiones conforme el IPC, cumpliendo la  recomendación del Pacto de Toledo. Esta medida beneficiará a más de 10  millones de pensionistas, que verán incrementados sus ingresos en torno  al 8,5%.  

En concreto, los Presupuestos contemplan una dotación de 190.687 millones de euros, un 11,4% más. Sin embargo, la ministra ha destacado  que la sostenibilidad del sistema de pensiones está garantizado. De hecho,  una de las novedades para el próximo curso es que por primera vez en 13  años se incrementa la denominada ‘hucha de las pensiones’ con una  aportación del Estado al Fondo de Reserva de 2.957 millones procedentes  del Mecanismo de Equidad Intergeneracional. 

Unas cuentas para la mayoría social y los más vulnerables 

Asimismo, la ministra ha desgranado las medidas incorporadas en los Presupuestos de 2023 para reforzar la protección de los sectores más 

vulnerables. Así, el Ingreso Mínimo Vital se revalorizará también en torno  al 8,5%, lo que beneficiará a 1,2 millones de personas. Por su parte, el  IPREM, el índice de referencia utilizado para la concesión de numerosas  ayudas, aumenta un 3,6% y se situará en los 600 euros. 

La partida de dependencia alcanza la cifra récord de 3.522 millones al  aumentar su dotación en 600 millones. A esta cantidad se suman casi 20  millones de las cuotas sociales de las cuidadoras no profesionales. Otra  partida que persigue mitigar el alza de los precios es el incremento del 65%  del bono social térmico, que alcanza los 259 millones. 

Las cuentas públicas también muestran el compromiso del Gobierno con  las políticas de igualdad y conciliación. De hecho, se destinan 201 millones  al Plan Corresponsables, de los cuales 190 millones se transferirán a las  Comunidades Autónomas. También se elevan en 51 millones las partidas  para luchar contra la violencia de género. 

Asimismo, estos Presupuestos incluyen un refuerzo para los parados  mediante el incremento de la cuantía de la prestación contributiva por  desempleo del 50% al 60% de la base reguladora a partir de los 6 meses.  Ello supondrá que unos 300.000 parados en esta situación podrán recibir 100 euros más de media al mes. 

En ese sentido, estas cuentas contemplan una elevación de las partidas  destinadas al fomento del empleo, que se incrementan un 5% hasta 8.029  millones de euros. Destaca en ese sentido el aumento en 124 millones de  la partida para Formación Profesional para el empleo; o los más de 4.000  millones que se destinan a inserción e incentivación a la contratación.  

En materia de empleo destacan 130 millones de euros que se destinarán  a bonificar las cuotas de la Seguridad Social a las empleadas del hogar. 

Los jóvenes como prioridad 

Otra de las prioridades de los Presupuestos son los jóvenes, cuyas  políticas se incrementan un 13,2% y alcanzan los 12.741 millones. Entre  las medidas específicas para ese colectivo se encuentra la prórroga del  bono de alquiler joven. Esta ayuda directa de 250 euros para la  emancipación de quienes tengan entre 18 y 35 años y bajos ingresos está 

dotada con 200 millones. Para facilitar el acceso a la vivienda los  Presupuestos también recogen 260 millones para alquileres accesibles. 

Además, el bono cultural joven también se extiende a 2023, lo que  permitirá disfrutar a quienes cumplan 18 años durante el próximo curso de  400 euros para invertir en el ámbito cultural. Precisamente, los  Presupuestos incluyen un incremento del 13,5% para la cultura hasta  superar los 1.800 millones. 

Educación, sanidad y vivienda 

También se refuerzan otros pilares del Estado de Bienestar como la  educación, cuya dotación marca un nuevo récord con un incremento del  6,6% hasta los 5.354 millones. Una vez más, la partida de becas al estudio  se eleva en 400 millones y se sitúa en los 2.474 millones, la mayor dotación  de la historia. Cabe destacar que se destinan 300 millones para el  programa Código Escuela 4.0 orientado a la robótica y nuevas tecnologías.  Además, se incluyen 20 millones para combatir el acoso escolar. 

La sanidad es otra de las políticas que se refuerzan en esas cuentas con  un incremento del 6,7% hasta los 7.049 millones. Ahí se incluye el  compromiso del Gobierno de potenciar la atención primaria con una  transferencia de 500 millones a las CCAA para esta materia. Asimismo, se  consolidan los 44 millones para la ampliación de servicios de salud  bucodental y otros 24 millones para el convenio de implantación de la  protonterapia en el Sistema Nacional de Salud. 

Las cuentas también fortalecen la política de vivienda con un aumento del  5,4%. Una de las dotaciones más relevantes son los 260 millones para que  la Empresa Pública de Suelo (SEPES) impulse la promoción de viviendas  en alquiler asequible. 

En línea con el objetivo del Gobierno de mitigar el impacto de la alta  inflación, los Presupuestos recogen un incremento de la subvención al  transporte un 25,7% hasta los 3.419 millones. Esa subida se justifica en  gran parte por la prórroga de la gratuidad del transporte público de  Cercanías, Rodalies y Media Distancia, una medida que beneficia sobre  todo a la clase media y trabajadora.

Subida salarial a los empleados públicos 

Durante su intervención, la ministra ha resaltado la importancia de tener un  empleo estable y de calidad en la Administración. Por ese motivo, los  Presupuestos de 2023 recogen la mejora salarial del 2,5% para el próximo  ejercicio, que podría aumentar hasta en un punto adicional en función del  cumplimiento de diversas variables vinculadas a la inflación y al incremento  del PIB nominal. Hay que tener en cuenta que este incremento se realiza  sobre la retribución consolidada de 2022, que incluye un aumento adicional  del 1,5%, que se suma a la subida del 2% ya aprobada. 

Este Gobierno tiene la confianza en que la mejora salarial en el empleo  público sirva para dar un empuje al pacto de rentas, en aras de consolidar  un empleo estable y de calidad. 

Hacia un nuevo modelo productivo impulsado con el PRTR 

Al mismo tiempo que estas cuentas van orientadas a la justicia social y a  consolidar el Estado de Bienestar, los Presupuestos buscan avanzar hacia  un nuevo modelo productivo centrado en la eficiencia, la investigación y la  cohesión territorial. Para ello, cuenta con dos palancas esenciales, como  son las inversiones reales y las inversiones contempladas en el Plan de  Recuperación. 

En concreto, la inversión real registra una subida del 33,1%, hasta los  11.867 millones de euros. Se erige en la partida que crece más de toda la  clasificación económica. En ese sentido, el especial esfuerzo se hace en  el Presupuesto Nacional, que representa el 73% de la subida.  

En cuanto a las inversiones previstas en el Plan de Recuperación,  incorpora 25.156 millones entre las anualidades del Mecanismo de  Recuperación, el REACT-UE y la adenda, una vez que se han conocido las cantidades definitivas que asigna la UE por los fondos europeos.

La transición energética y el reto demográfico 

Otro de los ejes de los Presupuestos es la transformación ecológica y la  transición energética. Así, las políticas de Industria y Energía se elevan un  2,6%, hasta los 11.600 millones. Ahí destaca el aumento en 65 millones de  las ayudas a consumidores electrointensivos. También los 455 millones  para el plan de incentivos a la instalación de puntos de recarga y  adquisición de vehículos eléctricos. Asimismo, se recogen 525 millones  para el programa de rehabilitación energética de edificios y un incremento  de 118 millones para proyectos de hidrógeno renovable. 

Las cuentas públicas también recogen el compromiso del Gobierno en la  lucha contra la despoblación. En concreto, se destinan 4.439 millones para  abordar el reto demográfico. También destaca el incremento en 14  millones para la política forestal y la lucha contra los incendios. 

Para avanzar en la política de cohesión territorial la partida de  infraestructuras se eleva hasta los 11.794 millones teniendo en cuenta las  inversiones del sector público empresarial. 

Los Presupuestos para 2023 prestan también especial atención para las  políticas destinadas al comercio, el turismo y las pymes, que crecen un  5,5% hasta los 3.092 millones de euros. En ese punto, destaca la  contribución de los fondos europeos al desarrollo de la pequeña y mediana  empresa, toda vez que aportarán 1.041 millones de euros para la  internacionalización de estas empresas de menor tamaño, básicas en la  estructura económica de nuestro país. 

Las políticas de Agricultura, Pesca y Alimentación contarán con 8.868  millones de euros y entre sus prioridades destacan la modernización de  regadíos, la gestión de recursos hídricos para el regadío, caminos  naturales y otras infraestructuras rurales, y la mejora de la rentabilidad de  las explotaciones ganaderas. 

Apuesta por la ciencia 

Un factor esencial que contribuirá a ese cambio en el modelo productivo y  que constituye un pilar decisivo para el crecimiento económico son las  políticas en Investigación, Desarrollo e Innovación, junto a la Digitalización. 

Esa apuesta por la I+D+i viene reforzada por la aprobación de la Ley de la  Ciencia, que contempla algunas medidas de calado, como la creación del  Centro Nacional de Vulcanología o de la Agencia Espacial Española. Las  cuentas prestarán especial atención a la mejora de las condiciones de  trabajo del personal investigador. 

Presidencia española de la UE 

Por otro lado, los Presupuestos incluirán una partida de 145 millones  destinada a los gastos ocasionados por la Presidencia rotatoria de la UE  en el segundo semestre de 2023. 

Las políticas de Justicia crecerán un 7,7%, sin contar los fondos de  recuperación, e irán dirigidas, entre otras cuestiones, a la creación de 70  nuevas unidades judiciales y la ampliación de la plantilla fiscal. Asimismo,  se prevé duplicar las dotaciones del sistema de becas de acceso a los  aspirantes en la carrera judicial. Por otro lado, la política de seguridad  ciudadana se incrementará en 570 millones y en ella destaca las partidas  destinadas a las diversas ofertas de empleo público. 

La ministra ha recordado que el incremento que experimentará la política  de Defensa va dirigido fundamentalmente a modernizar las Fuerzas  Armadas, a través de los Programas Especiales de Modernización. En ese  sentido, ha insistido en que esos programas no computarán en el límite de  gasto no financiero, por lo que no compite con otras políticas sociales como  es el caso de sanidad, educación o dependencia. 

Financiación CCAA y EELL 

Una de las características del Gobierno es su compromiso con la  financiación de las administraciones públicas. Lo hizo durante la pandemia  dotando de recursos extraordinarios a las Comunidades Autónomas para  garantizar la prestación de servicios públicos esenciales a los ciudadanos.  Y en los Presupuestos de 2023 vuelve a incrementar la financiación para  los territorios y las entidades locales.

En concreto, las comunidades recibirán 135.274 millones en concepto de  entregas a cuenta y por la liquidación de 2021. Supone una cifra sin  precedentes y que implica un incremento de la financiación del 24%  respecto a este ejercicio.  

En el caso de los ayuntamientos, las entregas a cuenta y liquidación  positiva de 2021 se traducirán en 23.235 millones, un 5% más que el año  anterior. 

Mejora en los ingresos 

Por el lado de los ingresos, los Presupuestos Generales del Estado para  2023 avanzan en la senda de lograr unos recursos que hagan posible el  refuerzo del Estado del Bienestar y de las políticas públicas.  

De esta forma, las cuentas contemplan un incremento de los ingresos no  financieros del 6% respecto a la previsión de cierre de 2022, hasta registrar  307.445 millones de euros. Una mejora que se explica en buena medida  por el crecimiento económico, la creación de empleo y los cambios  normativos en materia fiscal presentados la semana pasada basados en  el principio de un reparto justo de la crisis y de reclamar una mayor  contribución a quienes más tienen. 

Analizando por impuestos, se prevé un incremento del 7,7% en la  recaudación en el Impuesto sobre la Renta, hasta los 113.123 millones.  Sociedades registrará un aumento similar, del 7,7% hasta 28.519 millones,  mientras que en los Impuestos Especiales la previsión es un crecimiento  del 8,2%, hasta 22.287 millones de euros. En el caso del IVA, la previsión  de recaudación se cuantifica en 86.093 millones, lo que supone un 5,9%  más en relación con el avance de liquidación de 2022. 

Durante su intervención, la ministra ha destacado el buen ritmo de  ejecución del Plan de Recuperación. Así, ha precisado que a finales de  septiembre se han autorizado ya un total de 43.686 millones, se han  comprometido 37.213 millones y se han reconocido obligaciones por  32.989 millones. María Jesús Montero ha resaltado que buena parte de  estos fondos se han asignado a las Comunidades Autónomas, por un valor  total de 18.920 millones, de los que 14.745 se asignaron a través de  conferencias sectoriales y 4.176 a través de otros instrumentos, como  subvenciones y convenios.

Informes complementarios 

Por último, la ministra Montero ha hecho referencia a la serie de informes  complementarios que acompañan al Proyecto de Presupuestos Generales  del Estado para 2023.  

Se trata de una serie de documentos que analizan cómo se alinean estas  cuentas desde diferentes perspectivas, como el género, la infancia, la  juventud y la familia, o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda  2030. Ha resaltado que este año se ha incorporado un nuevo informe de  alineamiento con la transición ecológica. 

En definitiva, la titular de Hacienda ha destacado que el proyecto de  Presupuestos Generales del Estado para 2023 son unas cuentas  “transformadores y necesarias”, que están diseñadas para atender a la  mayoría social, las personas más vulnerables y el tejido productivo. Unas  cuentas que avanzan en la eficiencia económica, al mismo tiempo que  fortalecen el Estado del Bienestar.