El Grupo Popular denuncia la falta de transparencia de Sodepal en cuanto al Blue Festival 

Cabrera, “esta forma de actuar es el ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas” “La falta de información y de compromiso son las características principales de este grupo de Gobierno”, afirma Cabrera

 El Grupo Popular del Cabildo de La Palma, a través del consejero Calos Cabrera, ha denunciado la falta de transparencia que ha tenido la empresa pública Sodepal a la hora de aclarar los gastos relacionados con el festival La Palma Blue Experience.

En concreto, el consejero Popular ha explicado que “desde el pasado otoño venimos pidiendo explicaciones a la consejera Miriam Perestelo sobre varios asuntos relacionados con la celebración de este festival, cuyo coste inicial fue de 500.000€. La consejera directamente no ha contestado a los mismos o nos ha emplazado a los Consejos de Administración de Sodepal, donde, una vez realizados, ninguna información se nos ofrece”.

Además, Cabrera aclara que se trata de cuestiones relacionadas, por ejemplo, con la información detallada de los ingresos obtenidos en cada uno de los actos del programa, el número de asistentes a cada uno de los espectáculos, el precio de las entradas, etc.  También recoge la petición de información que hemos realizado la relación detallada que, supuestamente, justificaba el patrocinio de este evento “como proyecto integrador que gira en torno al mar y a la necesidad de poner el foco en nuestros recursos naturales”, tal y como recogía la memoria que pretendía justificar este proyecto. 

“Desde el Grupo Popular venimos reclamando en varios plenos de la institución y en los Consejos de la empresa Sodepal, que se nos traslade esta información. Han pasado varios meses desde que se contrató y ejecutó parcialmente. Tenía que haberse entregado la justificación económica y de los objetivos propuestos antes del 29 de enero de 2024.Seguimos, dos meses después, sin recibir absolutamente nada. Asimismo, denunciamos el incumplimiento del plazo de ejecución y la celebración de un acto fuera del mismo que está prohibido expresamente en la memoria que justificaba la adjudicación directa y el gasto discrecional de 500.000 €”, resalta Cabrera y añade “lo hemos dicho en muchas ocasiones, no tenía sentido alguno gastarse este dinero, que supondría un despilfarro económico tremendo sin repercusión ni interés ciudadano. Podrán justificar esos gastos, fuera de plazo y mal, pero la inutilidad de ese festival por la forma de realizarlo  y el despilfarro, no”.