«El huerto de nuestro abuelitos y abuelitas «un paso mas en el proyecto de aprendizaje- servicio del Ceip Puntagorda con los mayores del municipio

-El CEIP Puntagorda da un paso más dentro de su proyecto de aprendizaje-servicio “Aprendemos lo que sabemos. Contagiamos lo que vivimos” relacionándolo con su proyecto de Educación Ambiental y Sostenibilidad, lo que les ha llevado a ampliar su huerto escolar a la Residencia de la Tercera Edad de Puntagorda, bajo el nombre “El huerto de nuestros abuelitos y abuelitas”. 

Un proyecto que comenzó el curso pasado, con la adecuación del espacio destinado al huerto en la Residencia de la Tercera Edad, y que se retoma este curso, implicando también al alumnado de la Escuela Infantil Municipal Mercedes Cabrera. Y que no sería posible sin la colaboración del Ayuntamiento de Puntagorda. 

En palabras de Rita Pérez Cáceres, Directora del CEIP Puntagorda, “este nuevo avance dentro del proyecto de aprendizaje-servicio que desarrollamos, no solo con la Residencia de la Tercera Edad  sino también con  la Asociación de Mayores San  Mauro Abad, supone dar a nuestros mayores un lugar importante dentro de la educación de nuestros niños y niñas. Así mismo para nuestro alumnado se ha convertido en una experiencia única para aprender, valorar y respetar no solo las diferentes etapas de la vida, sino su entorno más cercano, siendo promotores de cambio y mejora en el mismo”. 

El proyecto que comenzó en el curso 2017-2018, ha ido creciendo con el paso de los cursos, estableciéndose actividades mensuales de intercambio intergeneracional que van desde sesiones de gimnasia pasiva, talleres de manualidades, baile, teatro,…, y ahora se ve completado con la parte medioambiental, a través del cultivo de frutas y hortalizas que en el momento de su recolecta compartirán pequeños y mayores. 

Para Doña Mercedes Candelario, Concejal de Servicios Sociales “estos encuentros intergeneracionales han cambiado gratamente el día a día de los/as usuarios/as de nuestra residencia de mayores, ya que esperan ansiosamente la llegada de los diferentes grupos de niños y niñas para compartir juntos diferentes actividades. Es un encuentro enriquecedor para ambas partes ya que a la vez que realizan actividades, comparten experiencias vividas donde queda reflejada la diferencia tan notable de ambas épocas. Desde el ayuntamiento de Puntagorda seguiremos apoyando y ofreciendo todo lo que esté en nuestra mano para que este tipo de encuentros se siga dando en nuestro municipio”. 

Desde el CEIP Puntagorda se valora muy positivamente los aprendizajes que este proyecto aporta al desarrollo integral de su alumnado, un proyecto que ya ha sido presentado en diversas jornadas de difusión de buenas prácticas, y que esperan no solo continuar sino contagiar a otros centros y municipios.