El IES Eusebio Barreto recibe el premio a la Acción Magistral de manos de la ministra de Educación

42

La directora del IES Eusebio Barreto, Pino Mazorra, recibió este sábado en Madrid el Premio a la Acción Magistral 2019 en la categoría B por el proyecto “Una tarea comunitaria, un viaje compartido”, de manos de la ministra de Educación en funciones Isabel Celáa. El galardón es un reconocimiento a la labor de innovación pedagógica que se viene desarrollando en el centro desde 2012 para convertirlo una auténtica comunidad de aprendizaje, donde familias e instituciones participan y se implican en el proceso de aprendizaje del alumnado. A la entrega asistió el presidente del AMPA, Román Ventura, en reconocimiento a la colaboración y el apoyo prestado por los padres y las madres a este proyecto y su compromiso con el centro y la educación.

El Premio Acción Magistral fue puesto en marcha en 2005 por el BBVA y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) con el fin de reconocer aquellos proyectos educativos que destacan por su metodología innovadora, muy distanciadas de las tradicionales, así como aquellas iniciativas que intentan hacer de la escuela y la educación un lugar creativo, innovador y generador de impacto social educativo. El proyecto del Eusebio Barreto fue seleccionado de entre los más de 340 presentados en esta edición y elegido ganador entre los cuatro finalistas que optaban al premio en la modalidad B, para centros de secundaria y ciclos formativos, tras superar la dos evaluaciones: la votación popular y la valoración de un equipo de expertos del ámbito educativo y social, que representó el 70 % de la puntuación final.

La directora del IES Eusebio Barreto explica que “el objetivo de transformar el IES en comunidad educativa, significa que alumnado, profesorado, personal no docente y familias han de trabajar juntos para lograr el bienestar colectivo. Al compromiso de alumnado y personal del centro, se unen las familias, abandonando posturas de distanciamiento y desconfianza, al participar activamente en la vida escolar”.

“Una tarea comunitaria, un viaje compartido” busca consolidar el centro educativo como un espacio de cambio mediante el compromiso del profesorado por la innovación pedagógica, el trabajo cooperativo y la coeducación. Las familias acompañan en este viaje implicándose activamente en la vida escolar con acciones que van desde la apertura de la biblioteca en horario de tarde, trabajar en pareja pedagógica en el aula con el profesorado o participar en la organización y gestión del centro, prestándose a realizar guardias y dando apoyo al personal en consejería.

También han promovido la escuela de padres, la realización de talleres y colaborado en actividades extraescolares y complementarias, como la Semana de Acogida, el Día del Centro Guapo y la Semana Cultural. Participar activamente en la vida diaria del centro ha generado un impacto positivo entre las familias, les ha permitido conocer y valorar la actividad docente, e impulsar la participación de más padres y madres en la vida del centro y el proyecto. A la vez, esta presencia e implicación han servido para enriquecer el proceso de aprendizaje del alumnado, motivándoles y enseñándoles que la educación es una tarea compartida entre familias y centros educativos.

Por último, el proyecto busca fortalecer los lazos socio-afectivos y el sentimiento de pertenencia a la comunidad, abriendo sus puertas a otras instituciones, ofreciendo las instalaciones a la Comunidad Educativa y al municipio, participando activamente en el entorno, promoviendo iniciativas como la limpieza del barranco de Tenisca, charlas, grafiti en la calle, campañas de sensibilización) y otras iniciativas, compartiendo experiencias con otros centros educativos a través del programa Encuentros de Redes y colaborando con ONGs y otros organismos con nuestro trabajo.

Estas son las “herramientas” que han convertido al IES Eusebio Barreto en una comunidad educativa, un espacio de cambio, que abre su mirada a la diversidad, la inclusión y la igualdad, que trabaja para convertir a nuestros adolescentes en ciudadanos comprometidos y críticos con los problemas y las desigualdades de esta sociedad global.

www.eltime.es