El Paso distingue el compromiso con la conservación y divulgación de la Caldera de Taburiente

El Ayuntamiento pasense conmemora el 69º Aniversario de la Declaración del Parque Nacional con la tercera edición de los Premios Caldera de Taburiente

El Ayuntamiento de El Paso celebró este viernes el acto de conmemoración y reconocimiento del 69º Aniversario del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, donde fueron reconocidas diversas personalidades y entidades vinculadas a la conservación de sus valores naturales.

La tercera edición de los Premios Caldera Taburiente congregó en la Casa de la Cultura Braulio Martín Hernández a numerosas autoridades y a una gran afluencia de público, que quiso acompañar a los galardonados en una velada muy emotiva.

El alcalde de El Paso, Eloy Martín, abrió el acto destacando en su intervención que “la conservación de nuestra naturaleza privilegiada debe mucho al compromiso de entidades y personas que han dedicado sus ilusiones y esfuerzos a esta causa y reciben hoy un premio simbólico y merecido instituido por nuestro Ayuntamiento. Sean mis primeras palabras de gratitud y felicitación a su encomiable labor”.

“Reiteramos nuestro compromiso con la protección de nuestra amada tierra y el avance en los objetivos de desarrollo sostenible que reclaman y merecen las personas: el norte absoluto de nuestra gestión”, enfatizó el primer edil.

Por su parte, el consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, Mariano Hernández Zapata, expresó en su discurso que “las personas homenajeadas representan uno de los pilares fundamentales de la Caldera de Taburiente. Estos premios son testimonio de nuestro compromiso compartido con la protección del medioambiente y honran la labor de cuidado, trabajo y conservación de un espacio natural que es referente entre los Parques Nacionales del país y es además, un símbolo de identidad especial para todos los palmeros”.

El presidente del Cabido de La Palma, Sergio Rodríguez, subrayó “que El Paso tiene el privilegio y la responsabilidad de albergar la mayor parte de los paisajes y hechos diferenciales que avalan la singularidad del territorio; un patrimonio diverso con reputación y rango mundial; dos cumbres que lo dibujan y respaldan; las masas forestales más densas de la Macaronesia y un legado arqueológico sin parangón. Y una sociedad orgullosa y responsable que lo defiende, priorizando su cuidado y la divulgación de sus excelencias”.

El galardón vinculado con los objetivos propios de la declaración de Parque Nacional ha recaído en esta tercera edición en el servicio de guías del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente. El equipo humano que compone este servicio es el encargado de realizar la adecuada simbiosis entre la conservación de los recursos y el disfrute de este privilegiado espacio natural por parte de la ciudadanía. Su entrega y dedicación a la consecución de estos objetivos le hace merecedor de esta distinción.

En cuanto al galardón vinculado con los valores propios del espacio que hoy ocupa el Parque Nacional ha sido concedido al Heredamiento de las Haciendas de Argual y Tazacorte. Propietarios de la mayor parte del territorio que compone el Parque Nacional, compuesto por cerca de 1.800 hacendados que aprovechan el agua de más de 70 manantiales y galerías de La Caldera, así como las aguas que por escorrentía llegan a Dos Aguas, una vez fuera de los límites del Parque. En sus ordenanzas dicta una estricta protección de los bosques del interior de la Caldera, prohibiendo la tala de árboles y la introducción de ganado, conscientes de que la presencia y conservación de la cubierta arbolada garantizaba la permanencia de fuentes y manantiales, así como su caudal.
Gracias a esta temprana conciencia ecológica, nacida hace más de 400 años, la Caldera de Taburiente ha llegado hasta nuestros días con sus recursos naturales casi intactos, lo que
ha propiciado su declaración como Parque Nacional. 

Especialmente emotivo fue la entrega del galardón honorífico a Don Antonio Capote Rodríguez. Destacada figura humana, vinculada a las labores de guarda y custodia en el territorio que hoy conforma el Parque Nacional. Una trayectoria singular que se estampa con su desgraciado fallecimiento en un fatídico accidente producido en el interior de la Caldera de Taburiente.

En la antesala del acto, tuvo lugar la presentación del libro A veces sueño con la Caldera, un compendio de poesías realizado por Sara Pérez Martín, nieta del homenajeado DonAntonio Capote Rodríguez, que incluye unos versos dedicados a la figura de su abuelo.