El PP afrontará el primer Debate sobre el Estado de la Nacionalidad poniendo en valor su gestión en el Gobierno

 El presidente del Grupo Parlamentario Popular, Juan Manuel García Casañas, avanzó hoy que afrontará el primer Debate sobre el Estado de la Nacionalidad de esta legislatura poniendo en valor la gestión del Partido Popular en el Gobierno de Canarias en estos primeros ochos meses, “destacando las políticas llevadas a cabo y examinando los retos y desafíos a los que se enfrentan las ocho islas”.

La cita, que tendrá lugar el martes, miércoles y jueves de la próxima semana, servirá para que los populares incidan en temas como la inmigración, las políticas económicas o el impulso del Régimen Económico Fiscal (REF), entre muchos otros, así como para reclamar los asuntos “que siguen pendientes por parte del Gobierno de España y que demuestran que Canarias no está entre las prioridades de Pedro Sánchez”.

El diputado popular aseguró que “en este primer debate explicaremos cuál es la hoja de ruta que tenemos marcada y las políticas encaminadas a construir una tierra mejor para todos, partiendo siempre de un principio básico que pasa por defender una Canarias de iguales: todos debemos tener las mismas oportunidades independientemente de la isla en la que vivamos”.

En este sentido, García Casañas adelanta que las islas no capitalinas tendrán un espacio importante en su intervención, “detallando los planes futuros y las medidas ya puestas en marcha para resolver los sobrecostes de la doble insularidad o para garantizar una mayor igualdad entre todos los canarios, con independencia de su lugar de residencia”.

“Haremos un análisis de la Canarias que nos encontramos y de los pasos que estamos dando con el fin de mejorar la vida de los ciudadanos y la modernización de las islas, tal y como nos comprometimos con el acuerdo de gobierno que firmamos con CC”, indicó García Casañas, quién avanzó que también aprovecharán la cita para “recordar los claroscuros que rodearon la gestión de Torres”.

Por último, García Casañas señala que “presentaremos mejoras en políticas económicas y fiscales, en servicios esenciales o en materia de empleo que nos ayuden a conseguir que nuestro archipiélago avance y pueda liderar los cambios necesarios de una sociedad moderna y de primer mundo”.