El PP asegura que las consecuencias  de la suspensión del servicio de  Frontex serán “muy graves” 

Jacob Qadri: “Se trata de un capítulo más de la desidia del Gobierno de Sánchez frente a la situación por la que atraviesa el Archipiélago. Tiene otras prioridades que no pasan precisamente por atender y responder a la realidad de Canarias”

El coordinador general del Partido Popular de Canarias,  Jacob Qadri, considera “muy preocupante” el anuncio de la Agencia Europea de la  Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) de suspender las operaciones de control  migratorio en aguas de España, y Canarias en concreto, tras los desencuentros con  las autoridades españolas, que se resisten a firmar el plan operativo propuesto para  2024. 

Qadri asegura que se trata de un capítulo más de la “desidia” del Gobierno de  Sánchez frente a la situación por la que atraviesa el Archipiélago en los últimos  cinco años. “Tiene otras prioridades que no pasan precisamente por atender y  responder a la realidad de Canarias”, relató el representante popular, añadiendo  que la “indiferencia” que mantiene el Ejecutivo central respecto al drama social y  humanitario de la inmigración es “inadmisible”. 

El número tres de los populares en el Archipiélago recordó que las consecuencias  de la suspensión de estas operaciones serán “muy graves”. “Cada día, según  indican las organizaciones no gubernamentales que prestan sus servicios en  primera línea, se pierden 16 vidas en la Ruta Atlántica, si el Frontex deja de estar  operativo en aguas de Canarias, estas cifras aumentarán irremediablemente”,  apuntó. 

El coordinador autonómico del PP también hizo referencia a las recientes  declaraciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, asegurando “una  resolución inminente, en cuestión de horas”. “El titular de Interior ya ha demostrado  en los últimos años la credibilidad de sus declaraciones; ninguna. Lo comprobamos  en el inicio de esta crisis migratoria cuando afirmó que la situación estaba bajo  control, restando importancia al episodio más intenso de la inmigración irregular en  Canarias durante la última década”, comentó. 

“Lo cierto es que –continuó- el Ejecutivo de Sánchez no ha asumido sus  competencias en materia migratoria, no ha considerado esta situación como un  asunto de Estado, tampoco ha hecho nada por involucrar a la Unión Europea, y  ahora asistimos a un episodio más de su irresponsabilidad como Gobierno al  resistirse a firmar un plan operativo con la agencia europea, que desde el pasado  miércoles ha suspendido sus operaciones en el Mediterráneo y Canarias hasta que  exista un acuerdo, convirtiendo así a España en el único país de la UE que todavía  no ha renovado sus operaciones conjuntas con Frontex para 2024”. 

Jacob Qadri adelantó que ante esta situación, el Partido Popular ya ha registrado en  las Cortes Generales, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado,  varias iniciativas solicitando al Gobierno de España explicaciones sobre la situación  y exigiendo una rápida solución a este conflicto, así como la comparecencia de  Grande-Marlaska. “No pueden seguir mirando hacia otro lado, renunciando a sus  competencias en materia de inmigración porque, insisto, las consecuencias serán  muy graves”.