El PP de Canarias pide el refuerzo de las plantillas de la Policía Nacional, Guardia Civil y Salvamento Marítimo

El Partido Popular de Canarias ha pedido este miércoles el  refuerzo de las plantillas de la Policía Nacional, Guardia Civil y Salvamento  Marítimo tras el incremento de la presión migratoria en más de un 25% con  respecto al año anterior. “Una realidad que Pedro Sánchez no quiso ver desde  su tumbona en Lanzarote y se dedicó a ocultar durante su visita a La Palma”,  asegura el senador por Gran Canaria, Sergio Ramos, que recuerda que los  10.347 inmigrantes contabilizados este año y las 229 pateras que han llegado a  Canarias suponen un “récord histórico”. 

“Solo durante el mes de sus vacaciones en Lanzarote han llegado a nuestras  costas 1.500 personas de las que han fallecido 23. A las mentiras de Sánchez  hay que sumarle el silencio cómplice de Ángel Víctor Torres y de todo el PSOE  de Canarias que, lejos de pedir más medios, miran a otro lado y aplauden sin  rechistar la nefasta política migratoria de su Gobierno”. 

El PP de Canarias esperaba que, aprovechando su estancia en las Islas,  Sánchez anunciara este verano la instalación del radar SIVE en Lanzarote “que  lleva tres años guardado en un cajón, el firme cumplimiento de los protocolos de  la Unión Europea y la Ley de Extranjería para agilizar las repatriaciones o el  aumento de medios y recursos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del  Estado encargados de prestar servicios de vigilancia de fronteras, auxilio y  custodia de las personas migrantes”.

“Una presión migratoria que tanto la Policía Nacional, como la Guardia Civil y  Salvamar atienden con los mismos efectivos que al inicio de esta crisis en 2018,  a pesar de que el Gobierno de España ideó el denominado Plan Canarias para  atender estos flujos que suponían 7.000 plazas de acogimiento permanente de  inmigrantes en la Comunidad Autónoma Canaria. Una improvisación más del  Gobierno de Sánchez en la que no se preveía ni el aumento de efectivos y ni los  recursos para atender a esas 7.000 plazas”, denuncia Ramos. 

Una situación que, para el también secretario ejecutivo de Inmigración del PP de  Canarias, obliga a retomar la celebración de acuerdos bilaterales con los países  de origen para su repatriación y centrar todos los esfuerzos en acabar con el  problema en origen y, con ello, “frenar las llegadas como ya hizo el PP en el año  2007 y 2011, cuando solo arribaban a las costas canarias 470 personas de  media al año. Esa media se sitúa hoy en más de 20.000 personas”. 

Ramos además recuerda que “hoy Canarias no está mejor que cuando se  reactivó la Ruta Canaria en junio de 2018: el SIVE de Lanzarote sigue en un  cajón sin instalarse, contamos con los mismos efectivos de vigilancia y  salvamento en frontera, el centro de internamiento de Fuerteventura no está  finalizado cuatro años después de que se prometiera su rehabilitación, siguen  muriendo cientos de personas en el mar, y las llegadas han aumentado este año  un 25%”. “Desde el PP de Canarias no sabemos exactamente qué está  aplaudiendo Ángel Víctor Torres y el PSOE: el acuerdo con Marruecos no ha  servido para nada y, encima, han abandonado la causa saharaui”, lamenta. 

El PP de Canarias defiende que es necesario acometer los cambios normativos  para habilitar un procedimiento legal a través del cual menores y adolescentes  no acompañados que se encuentren en situación de desamparo en España, y  cuyos padres estén perfectamente identificados en su país de origen, puedan  ser devueltos a su seno familiar con todas las garantías legales en atención al  interés superior del menor. 

“Los territorios frontera no pueden asumir los flujos migratorios procedentes de  todo el continente africano. Además, es inadmisible que el Atlántico se convierta  en un cementerio en el que mueren cientos de personas en su intento por  alcanzar Europa. A Canarias no solo se viene de vacaciones a un palacio real y  a ponerse moreno para volver a la Península. A Canarias se le respeta”,  concluyó Ramos.